miércoles, 30 de septiembre de 2015

Método

Hay un método,
cercano a la plenitud
en sus resultados,
para ser feliz:
es amar
sin poner más condiciones
que el respeto
y la sinceridad.

¿Vamos?

Juan T.

Hemos de vernos

Nos mandamos mensajes de amor que nos incluyen en las versiones más ideales. Nos demoramos, pero controlamos.

No vivimos en la discriminación de antaño. Hay soluciones. Nos solventamos. Hemos aclarado mucho. Nos queremos.

Destacamos cuanto tiene sentido y nos proponemos seguimientos que nos sacan de las dudas de siempre. Nos aplaudimos.

Nos quedamos en la confusión. Hemos llamado al deseo. Nos comentamos. Consideramos. Establecemos. Nos involucramos en lo que fue.

Nos debemos al universo de las buenas intenciones, que se cruzan con lo que tiene sentido y con lo que no. Hemos de vernos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Preferimos

Eres mi opción.

...

Nos cuadramos.

...

Cobijas cuanto soy.

...

Nos hemos entregado.

...

Medimos el amor.

...

Hay balances.

...

Nos desarrollamos.

...

Preferimos.

Juan T.

Establecemos

Informas.

...

Inclinas.

...

Apareces.

...

Tocas.

...

Resulta.

...

Establecemos.

...

Nos acordaremos.

...

Nos formalizamos.

Juan T.

Nos acordamos

Calmas.

...

Nos invitamos.

...

Estiramos.

...

Sugieres.

...

Prefieres.

...

Estás.

...

Nos acordamos.

Juan T.

Es y será

Recitas.

...

Hablas.

...

Eres.

...

Puedes.

...

Importa.

...

Es.

...

Será.

Juan T.

Alegres

Vamos a ser.

...

Pidamos.

...

Sepamos.

...

Nos mostramos alegres.

Juan T.

martes, 29 de septiembre de 2015

Oportunidades profundas

Impresionemos a los que nos complacen con recuerdos que serán y son en la vida misma. Nos abonamos al deseo. Debemos seguir.

Nos recordaremos con implementos de reformas que están donde deben. Hemos sido. Nos tocaremos entre razones no vulnerables.

Simpaticemos. Hemos rescatado la ilusión. Nos supondremos. Hemos destacado lo mejor. Las cosas son.

Nos importamos en la escena que se repite. Hemos descollado. Nos consultaremos. Nos ofrecemos buenas maneras.

Nos debemos en una eterna entrega que nos retornará a lo que fuimos. Nos adiestramos. Nos tendremos con oportunidades profundas.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Inigualable

La vida es
en ti, contigo, por ti,
en la situación actual,
en la pretérita, en el futuro,
con y sin,
pregonando lo sencillo,
desde la felicidad misma
de estar y poder.

La vida es
en el amor, en todo él,
y eso supone verte a ti
como referencia y refrendo
sabio e inigualable.

Juan T.

Va

Nos vale todo.

...

Mucho es.

...

Nos consultamos.

...

Hemos sido.

...

Nos preparamos.

...

Va.

Juan T.

Concluyes

Convences.

...

Convienes.

...

Nos aceleramos.

...

Culminas.

...

Hemos dado todo.

...

Nos gustamos.

...

Hemos resuelto.

...

Nos mostramos en la improvisación.

...

Concluyes.

Juan T.

Presientes

Nos experimentamos.

...

Cuajas.

...

Puedes.

...

Estás.

...

Sorprendes.

...

Nos corregimos.

...

Hay valentía.

...

Nos agasajamos.

...

Presientes.

Juan T.

Recreamos

Nos asomamos a la vida.

...

La vida es.

...

Nos comprobamos.

...

Es en serio.

...

Nos abocamos a la situación nueva.

...

Nos planteamos.

...

Recreamos.

...

Estamos.

...

Somos.

Juan T.

Nos entregamos

Me dices.

...

Mueves.

...

Estás.

...

Duplicas.

...

Nos entregamos.

Juan T.

Repites

Naces.

...

Vives.

...

Puedes.

...

Repites.

Juan T.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Inagotables

Llega el día
con sus besos:
me encanta
que no se acaben.

Y eso que mañana
será otro día,
y habrá más.

Juan T.

Hemos podido

Nos clasificamos para ser en el amor con una duda que nos quita las razones y nos propone mejorías constantes. Hemos de ser.

Nos abocaremos a los trances de la dicha que nos incluye en lo más hermoso. Nos necesitamos para no perder.

Nos cabe ser. Nos interesamos. Hemos de darnos todo. La existencia nos consulta. Hemos de precipitarnos.

Nos consolamos. Hemos llegado a vernos. Nos contemplamos con raíces profundas. Nos dibujamos. Nos encanta la situación planteada.

Nos estabilizamos. Hemos cubierto lo real. Las vistas son hermosas. Nos cobijaremos donde precisemos. Hemos podido.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos exprimimos

Nos vale el recorrido.

...

Nos miramos.

...

Reconocemos.

...

Hemos sabido.

...

Nos ocurre.

...

Hemos ayudado a ser.

...

Nos exprimimos.

Juan T.

Nos extendemos

Llamamos.

...

Hemos subido.

...

Rescatamos.

...

Ya es.

...

Nos extendemos.

Juan T.

Inclinas

Prestas.

...

Sigues.

...

Puedes.

...

Inclinas.

...

Me envías cerca.

...

Ya te veo.

...

Nos invitamos.

Juan T.

Nos consideramos

Nos abrazamos.

...

Corres.

...

Corriges.

...

Nos hablamos.

...

Insistimos.

...

Predices.

...

Nos consideramos.

Juan T.

Presentimos

Simplificas.

...

Nos invitamos.

...

Vamos a ser.

...

Ya creemos.

...

Presentimos.

Juan T.

Nos pretendemos

Me ves.

...

Nos comentamos.

...

Nos destacamos.

...

Hemos hallado.

...

Nos pretendemos.

Juan T.

domingo, 27 de septiembre de 2015

La jovialidad

Hace tiempo que aprendí que lo malo no conduce a ninguna parte fructífera. No procura beneficios, nunca. No hay más que “tirar” un poco de la historia para ver mil ejemplos de lo que suponen las nefastas conductas y la pésima fe en nuestros comportamientos generales y específicos. Al filósofo Blaise Pascal le preocupaba, como a mí, que a veces, que muchas, triunfe lo negativo. Cuando sea así, cuando surge lo peor, que es en más oportunidades de las deseables, lo que conviene es ponernos un trecho cronológico más amplio que ubicará al malhechor donde se merece, donde la historia acaba subrayando a los de su calaña. Eso nos dará fuerzas para ayudar a la mudanza que elucubramos y podremos contribuir con más destreza al cambio.

Hay emociones de todo tipo: algunas de las menos “sustentables” se prodigan en su margen peyorativo. Entre ellas hay una, sin lugar a dudas, más desesperante y diáfana en el rechazo, que es la impronta de esos eventos que descuellan en torno a los “hipócritas”, que los hay por doquier: rompen por acción y omisión, y protagonizan vidas paralelas a la oscuridad que caracteriza sus ideales y comportamientos escondidos.

Dicen querer y odian, dicen alegrarse y viciosamente envidian, prefieren no tener con tal de que otros no disfruten, y por eso se agazapan en historias mediocres y, cuando parecen en zonas o áreas más altas, están llenas de desasosiego por conservar lo que, en ocasiones, consiguen con dolor propio y ajeno. Experimentan  etapas y circunstancias que no son las suyas, aunque deben decir que lo son para representar papeles estériles que solo producen desdicha. Son seres ficticios, que, reiteradamente, detectamos pero que dejamos que avancen para evitarnos problemas. Erramos con esa postura.

Es, éste, todo el tiempo que quería dedicarles (a esos insanos), porque, en contraposición, hay amigos fundamentales que nos quieren a rabiar, que nos defienden a capa y espada, y que nos proponen explicaciones y dedicatorias que nos conducen por ratios y sendas maravillosas. De ellos aprendemos mucho. Fundamentalmente, nos enganchamos a sus excelentes personalidades, que tanto nos han brindado.

Ser hospitalarios, advertir y compartir la solidaridad, soñar y hacer realidad las sonrisas de los más pequeños, y de nuestros mayores, de la sociedad toda, es la primera-segunda obligación que hemos de ejercer, como recordaba Mario Moreno, a la par con los otros y, por supuesto, con nosotros mismos.

Libertad y amor

El cariño, como los buenos anhelos, como los gestos y los hábitos estructurales de mejora y de cooperación en libertad e igualdad, es el cimiento que nos construye en lo personal y en lo colectivo, haciendo patentes que las capacidades son inmensas, casi infinitas, para expandirnos por el firmamento de las ilusiones, tan básicas.

Hay estampas para todos los gustos: los placeres que hemos de fomentar son, precisamente, los que atañen a la verdad desde la intención loable y leal para los ecosistemas en los que nos inmiscuimos. Abonemos donde precisamos. Hemos de ser valientes para optar por los más acordes a nuestras perspectivas. Dejar hacer no es una buena política. Nunca lo es.

Hemos de acompañar los brillantes y provechosos fines con el decoro de la educación, de los actos de compañerismo y desde el entusiasmo por el mañana, en el que todos hemos de contar.  Nos debemos permitir volar para ver, para saborear con la óptica conveniente, para saber en qué consiste amar y ser amados sin medias tintas, sin dobladas atenciones, persiguiendo y tomando la jovialidad que eleva y distingue. No debemos pasar sin ella.


Juan TOMÁS FRUTOS.

Iremos

Nos demoramos.

...

Nos entretenemos.

...

Vigilamos.

...

Superamos el trecho.

...

Nos reservamos.

...

Iremos.

...

Es.

Juan T.

Nos resaltaremos

Nos pondremos de acuerdo para amar. No fracasemos en la espera, que nos puede distraer en exceso. Nos haremos en la suficiencia.

Nos cosecharemos con recuerdos. Hemos tocado donde debemos. Nos alojamos en el preciso momento.

No somos. Nos relajaremos. Hemos seguido con atenciones transparentes. Hemos dado pasos para salir de las islas desde donde nos llaman para buscar.

Pensemos en los objetivos con subrayados procesos. Hemos confiado. Nos desvelamos con singulares fines.

Nos enseñamos a estar. Nos procuramos. Hemos subido. La existencia nos enseña a querer. Nos resaltaremos.

Juan Tomás Frutos.

Un regreso ideal

Nos mostramos
entre cooperaciones constantes
que nos ofrecen
las mejores salidas.

Hemos gestionado
lo más hermoso
con razones que son.

Nos ponemos donde debemos,
con instrumentos inefables.
Nos distinguimos
con hechos sorprendentes.
Nos reforzamos
para amar y ser amados.

Hemos convenido
un regreso ideal.
Y lo será.

Juan T.

Predices

Nos preparamos.

...

Nos alimentamos.

...

Gestas.

...

Superas.

...

Nos introducimos.

...

Predices.

Juan T.

Con amor

Nos resaltamos.

...

Intentas.

...

Puedes.

...

Solicitas.

...

Cultivas.

...

Ya te quieres.

...

Me encanta lo que dices.

...

Nos glosamos con amor.

Juan T.

Esperamos

Nos apoyamos.

...

Impresionamos.

...

Nos dejamos llevar.

...

Contrastas.

...

Nos destacamos.

...

Esperamos.

Juan T.

Nos hemos imaginado

Nos incrementamos.

...

Vivimos en los entornos.

...

Nos interesamos.

...

Participamos.

...

Cuadras con el deseo.

...

Nos realizamos.

...

Ten.

...

Nos hemos imaginado.

Juan T.

Ríe

Vive.

...

Reforma.

...

Piensa.

...

Da.

...

Ríe.

Juan T.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Nos arriesgamos y vivimos

Generas lo especial. Nos declaramos militantes y comprometidos con el amor. Nos dependemos. Nos refugiamos en los anhelos.

Nos ponemos donde debemos. Hemos hallado muchos motivos. Construyes. Consolidas. Nos comentamos con fines diáfanos.

Nos volvemos sin dejar que imperen las noches. No hay, pero habrá. Nos insertamos con monedas simples.

Dejarás ir. Nos hemos ubicado donde debemos. Ya es donde es. Nos quedamos. Nos singularizamos. Ya no creemos.

Nos construimos. Nos llevamos bien. Nos amansamos. Nos dirigimos a los deseos compactos. Nos arriesgamos y vivimos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Expertos

Amo
con razones singulares
que nos llevan
a un beso eterno.

Nos presentamos
con inclusiones entre abrazos
que son.

Intervienes
en mi ser,
y me liberas.

Nos aseguramos
con hechos que nos ensalzan
y nos provocan
con informes expertos.
Lo somos en el amor.

Juan T.

Eres para siempre

Nos inquietamos.

...

Nos contamos.

...

Nos pedimos.

...

Seamos en el cuento.

...

Vibras.

...

Posibilitas.

...

Eres para siempre.

Juan T.

Me encantas

Nos representamos.

...

Giras.

...

Seguiremos.

...

Nos hemos reinventado.

...

Nos gustamos mucho.

...

Apareces.

...

Complicas.

...

Me encantas.

Juan T.

Nos expresamos

Nos acusamos de amar.

...

Nos damos una pirámide de deseos.

...

Nos preparamos. Somos.

...

Piensa.

...

Nos colocamos donde somos.

...

No salpicamos.

...

Reinventas.

...

Nos expresamos.

Juan T.

Hemos sido

Diremos.

...

Nos ponemos.

...

Cuajas.

...

Nos aficionamos.

...

Nos preñamos.

...

Dejamos.

...

Hemos sido.

...

Nos ubicamos estupendamente.

Juan T.

Hacer realidad

A los líderes Conviene recordar a los responsables mundiales que hablan de Paz, de Justicia y de Igualdad, que esos conceptos no son entelequias: se ejercen, y, cuando se hacen realidad, adquieren dimensión.

Dejar en palabras algo que entendemos y necesitamos es un doble delito y una mayor responsabilidad. El "Imagine" de John Lennon debe ser un conjunto de vivencias. Lo demás es espectáculo.

Juan Tomás Frutos.

Nos insertamos

Eres el deseo.

...

Nos comentamos.

...

Dictamos.

...

Nos recreamos.

...

Nos destacamos.

...

Velas.

...

Nos insertamos.

Juan T.

Vivo tu compañía

Nos hablamos.

...

Nos creemos.

...

Vamos.

...

Nos intervenimos con amor.

...

Nos pensamos.

...

Vivo tu compañía.

Juan T.

Consultas

Nos amamos.

...

Presentas.

..

Es hoy.

...

Nos hablamos.

...

Consultas.

Juan T.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Nos quedaremos

Señalamos cuanto es, cuanto viene a través de un amor que es victoria entre sensaciones que nos aclaran los momentos de antaño, que son.

Podemos hallarnos en mitad de la nada que nos inunda con deseos. Nos movemos entre brumas que aplauden. Escalamos.

Nos hemos de nombrar con recuerdos que nos añadirán a los pasatiempos más nombrados. Generaremos el todo.

La vida es una consumación de expresiones de cautela y de pureza desde el amor más genuino, que no debe faltar.

Nos hemos de comprometer. Nos incluiremos donde las caricias han de darnos una oportunidad más. Nos quedaremos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos agradamos

Rastrea el deseo
y halla en mí
las significaciones
para estar y subir
donde la emoción
es intensa, y más...

Nos movemos
hacia ese mar
que comparte sensaciones.
Nos agradamos.

Lo importante,
no lo olvidemos nunca,
es amar.

Juan T.

Nos inclinamos

Pide.

...

Sé.

...

Llega.

...

Suspira.

...

Presta.

...

Nos importa.

...

Nos agasajamos.

...

Presionas.

...

Nos inclinamos hacia el ser.

Juan T.

Luces

Nos implicamos en los deseos.

...

Iremos para estar.

...

Nos escucharemos.

...

Nos preferimos con claridad.

...

Luces.

Juan T.

Rescatas

Vivo tu palabra.

...

Llegas.

...

Tienes el tono.

...

Nos adecuamos bien.

...

Rescatas.

Juan T.

Sorprendes

Prestas.

...

Estás.

...

Puedes.

...

Asaltas.

...

Llegas.

...

Vives.

...

Sorprendes.

Juan T.

Nos entregamos

Prefiero.

...

Estoy.

...

Aclaro.

...

Expongo.

...

Asumo que sí.

...

Ya es.

...

Nos entregamos.

Juan T.

Curso

Creo.

...

Sigo.

...

Atiendo.

...

Me curo.

...

Doy curso.

Juan T.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Criterios para siempre

Nos deberemos ir donde las emociones nos han de dar la gracia más eterna con insinuaciones de profundas querencias.

Nos comentaremos todo, y de todo diremos en la dirección correcta, con sumas que nos añadirán a los tránsitos ideales.

Nos cuadraremos ante las emotivas cargas de una señal que nos dictará lo mejor, lo único, lo real, cuanto nos hará merecer deseos renovados.

No busquemos donde no hay. La vida nos instruye. Es mucho lo que hay y lo que viene. Nos hemos de desear.

Las virtudes fueron. Los fines nos consiguen con registros de purezas claras. Hemos otorgado criterios que nos valdrán para siempre.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Parece

Planteas el amor
de tal manera
que lo parece.

Nos recetamos suavidad,
y suavidad tenemos.

Nos pedimos besos,
y se extienden por doquier.

Pedimos más,
y más tenemos.
Sí,
sin duda es amor.

Juan T.

Cultivamos

Vayamos.

...

Nos entenderemos.

...

Cultivamos.

...

Prevenimos.

...

Indicamos.

...

Separamos.

...

Ya estamos.

Juan T.

Para mejor

Nos implementamos.

...

Iremos porque sí.

...

Nos involucramos.

...

Nos hemos decidido.

...

Cambiamos para mejor.

Juan T.

Nos diremos

Aplaudimos.

...

Sugerimos.

...

Posibilitamos.

...

Señalamos.

...

Nos deseamos.

...

Posibilitamos.

...

Ya nos diremos.

Juan T.

Curioseamos

Prefiero.

...

Nos enseñamos.

...

Prestamos.

...

Estamos.

...

Somos.

...

Curioseamos.

Juan T.

Es el ciclo

No te espero.

...

Sigo.

...

Puedo.

...

Asimilo.

...

Cuestiono.

...

Vuelvo.

...

Es el ciclo.

Juan T.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

El punto de partida

Sonríe
ante el espacio-tiempo
que nos regala
qué hacer
con sugerencias
que invitan
a lo que nos merece
dedicación
y generosidad infinitas.

El punto de inflexión,
el de partida ideal,
siempre es el amor.
Siempre.

Juan T.

El mejor planteamiento

Miro los claros del cielo, y sigo hacia ese pedestal donde veo, veremos, todo lo que nos merece la pena. Hemos hallado todos los motivos.

Nos aseguraremos con recuerdos que nos dictarán lo más bello. Hermosea la ilusión con un registro de tentaciones reiteradas. Es una suerte.

Nos aclamamos con refuerzos que hallarán todo lo anhelable. No preguntemos sin realizar lo ya entendido. Nos tomaremos.

Las cuestiones básicas nos conducirán por caminos de puro amor. Nos aplicaremos. Tocaremos. Seremos. La ilusión es grande.

Hemos sugerido retornos. Nos daremos mucho. La vida es más y más. Nos subiremos al mejor planteamiento. Es.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Las causas

Manejamos con normas que están.

...

Nos inclinamos.

...

Refuerzas.

...

Vas a ser.

...

Nos rescatamos con normas claras.

...

Sigue las causas.

Juan T.

El mejor

Consideras.

...

Aplaudes.

...

Estamos en paz.

...

Nos alistamos a los buenos propósitos.

...

Iremos con el mejor material.

...

Ya te diré en más ocasiones.

Juan T.

Con abrazos

Comentamos.

...

Llamamos.

...

Cuadras los mejores planos.

...

Hemos abierto anhelos renovados.

...

Es un buen sueño.

...

Nos consideramos con abrazos.

Juan T.

Recordamos

Ofertamos fines.

...

Ya te creo.

...

Todo sigue.

...

Nos damos pronósticos claros.

...

Ya te diré.

...

Nos recordamos.

Juan T.

Surges

Produces.

...

Proclamas.

...

Vas.

...

Vienes.

...

Surges.

Juan T.

Motivos

Tendremos mucho que realizar.

...

Nos comentaremos.

...

Hemos hallado motivos.

...

Vamos otra vez.

Juan T.

martes, 22 de septiembre de 2015

El tesoro

Culminas el día con más día, atesorando los anhelos que fueron juventud en otro instante, ahora soñado de nuevo. Curioseamos por las razones que nos damos.

Hemos abierto los planos de un tesoro que hace tiempo que viaja en nuestro interior. Lo compartimos con besos y abrazos.

Llamemos donde haga falta, y sepamos ir hacia ese honorable deseo que nos consiente con reglas de sentidos ideales. No apaguemos la vela.

Los anhelos de siempre nos han de llevar con normas que estuvieron con complacencias de y para amar. No apaguemos los aires que nos satisfacen.

Sepamos caminar por donde nos merece la pena. No descontrolemos los objetivos con los que nos movemos hacia el mar de antaño. Nos tenemos.

Juan TOMÁS FRUTOS. 

Lo experimentamos

Hay amor
para repartir y expandirnos
hacia la estrella más grande
del firmamento,
creado para nuestros deseos.
Hoy, esta noche,
lo sabemos,
y lo experimentamos.

Juan T.

Creemos

Mira.

...

Niega.

...

Digamos.

...

Nos posibilitamos.

...

Creemos.

...

Nos acercamos.

Juan T.

Cuajamos

Nos volcamos en los deseos.

...

Me supones.

...

Nos continuamos.

...

Hemos sido testigos.

...

Cuajamos.

Juan T.

Nos alumbramos

Saltas.

...

Deseas.

...

Puedes.

...

Te abrumas.

...

Continúas.

...

Nos alumbramos.

Juan T.

Procuras

Pides más.

...

Hay amor.

...

Nos preparamos.

...

Me buscas.

...

Inquietas a tu destino.

...

Procuras.

Juan T.

Soy feliz

Repones.

...

Sigues.

...

Elucubras.

...

Regresas.

...

Soy feliz.

Juan T.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Puedes

Me encanta.

...

Eres.

...

Llegarás.

...

Nos iremos para darnos todo.

...

Cuestionas.

...

Puedes.

Juan T.

Juntemos deseos una vez más

Bajaré a decirte que sí con un amor que nos entroncará con la verdad más clara y certera. Nos llevaremos el deseo al punto ideal.

No cuadraremos con resortes de antaño, y nos diremos que las posibilidades han de darnos una emoción singularmente sincera.

No pongamos los términos en ese punto que nos amilana con refuerzos que aparecieron con intenciones de singular belleza.

Hemos de pensarnos. Nos agasajaremos con marchas de objetivos singulares. Sepamos por dónde, y hallemos.

Nos cobijaremos. Hemos de insinuar por dónde aparecer para ser felices. La hermosura tiene un sentido. Juntemos deseos una vez más.

Juan Tomás Frutos.

Ama

Ama como si todo se agotara,
como si el mundo se acabara,
como ocurrirá, de veras,
si no hay cariño.

La condición expresa
es salvación también.
Ama, pues.

Juan T.

Nos preparamos

Emocionas.

...

Calmas.

...

Puedes.

...

Nos hacemos proseguir.

...

Giras.

...

Das todo.

...

Nos preparamos.

Juan T.

Gestas cariño

Generas emoción.

...

Nos ganamos.

...

Presentamos todo.

...

Gestas cariño.

...

Nos enamoramos otra vez.

Juan T.

Suspiras

Iremos.

...

Daremos.

...

Brindaremos.

...

Nos cuidaremos.

...

Suspiras.

...

Te tendré

Juan T.

Prefieres

Ya nos enredamos en el deseo.

...

Nos favorecemos con honestidad y amor.

...

Creemos.

...

Nos incrementamos.

...

Solventas.

...

Prefieres.

Juan T.

Puedes

Ya es.

...

Nos consolamos.

...

Predicas.

...

Estás.

...

Puedes.

Juan T.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Mentiras

En la sociedad actual corremos demasiado de un lado para otro: nos movemos con unas prisas que son, sin duda, como dice el refrán, malas consejeras. Es una evidencia. Hay, además, una falta de coherencia, de cohesión, entre nuestros pensamientos y unos actos que brotan de destinos sugerentes, pero que no siempre indagan donde deben y como deberían hacerlo. Rechazamos posibilidades.

El conocimiento, quizá por las celeridades, puede que por el hartazgo, por las distancias, por la falta de medios, por las saturaciones, por los silencios, por hablar de más, por todo, por nada, nos ha llevado a una apariencia, en multitud de ocasiones, que fragmenta la realidad misma. Se produce así una distorsión que admite difíciles remedios.

Con certeza podemos decir que proliferan las medias verdades, que son las peores mentiras. Lo malo no es cuando esto sucede de manera espontánea, que no es lo deseable, por supuesto, sino cuando de manera intencionada decimos ideas o pretendidos hechos que carecen de destellos principales o accesorios y que nos dificultan el análisis y el discernimiento.

“Peor que hubiera ocurrido es que lo hubieras deseado”, sentencia el legendario Rob Roy.  Inquietantemente nos encontramos con gentes que anhelan, en función de sus intereses personales, una derrota o pérdida de los otros. Incluso los hay que fingen o que dictan resoluciones u opiniones a sabiendas que han leído las frases por la mitad, desde un sesgo que diáfanamente inutiliza esa persecución de la veracidad que pregonan expertos y filósofos en su apuesta por la felicidad.

Determinan algunos “apreciar” sin tener a nadie cerca, o indican, genéricamente, un cierto hastío para no reconocer su egoísmo o envidia. Otros se muestran cansados para no subrayar su pereza. Los hay que descuellan lo equivocado para no evocar sus diferencias y penalidades. Reseñemos, igualmente, aquellos que, para representar a muchos, desempeñan o enarbolan papeles distintos, poco comedidos, improvisados, para los que no están preparados: en su superficialidad aprendida interpretan engañosos caracteres que enturbian las miradas y las relaciones. Son capaces de hacer todo.

Los que albergan esta actitud son peligrosos. Lo sabemos, pero, a menudo, andamos con miedo al que harán o al que glosarán, constatando que estamos educando una sociedad demasiado permisiva con actitudes “sonrojantes”. Dejamos que el mercado, como decían los liberales, se regule por sí mismo, cuando experimentamos que es crucial la intervención de la ley y de la justicia para que no se propaguen actuaciones viles, ruinosas y cobardemente estériles. Hay quienes quieren ganar todas las carreras con una amplia ventaja, y hasta con trampas. En muchas oportunidades los detectamos, y nos engañamos con nuestras omisiones no rentables.

Entre decisiones

Todos tenemos “un vuelva usted, o tú, mañana”, o un “lo voy a intentar”, o puede que incluso “un estoy contigo”. Vemos que, llegado el momento, se calculan las fuerzas y, desde su quehacer ventajista, te dejan (¿abandonan?) donde nunca quisiste estar. La soledad es una mala compañera, pero no es tan pésima si sabemos sacarle el partido de la verdad y con un propósito de enmienda.

Cada ser humano pasa por coyunturas que le hacen tomar decisiones que podemos tildar de límites y no siempre ponderables en positivo. Eso se entiende, pero lo que no se comprende es que se perpetúen en el tiempo o incluso percibiendo a priori un beneficio respecto de los demás que podemos calificar de “aprovechamiento”.

Por otro lado, como la fortuna a veces sonríe, tengamos en cuenta que los premios, las situaciones de buen tino, nos han de servir para ganar tiempo con el afán de merecerlas completamente. Convendría admirar lo óptimo así en un universo que se complica desde lo más nimio en pos de protagonismos vencidos.

Ganar todo el oro, un cargo, una posición, un galardón, un deseo que otros ansían mudando y oscureciendo los objetivos primordiales, con un “todo vale”, con ese “fin que justifica los medios”, nos ha llevado, en muchos territorios, a una comunidad hostil que se pervierte y paraliza.

Aunque solo sea porque los “beneficios” no son tales, como observamos en el medio o largo plazo, cambiemos el perfil y seamos más honestos. No olvidemos tampoco que los silencios no son rentables y que cuando comportamientos minoritarios se imponen desde la carencia de pudor hay una responsabilidad en la mayoría que mira hacia otro lado.

La hipocresía y las mentiras, a veces vestidas de etiqueta madura y sensata, no son itinerarios de futuro. El punto de crisis en el que estamos, que, fundamentalmente, es de valores, nos debería conducir a corregir posiciones, como dicen los que viven de lo financiero, y hacernos un “hueco” donde aún existe la dicha. Después de todo, ¿para qué hemos venido hasta aquí?


Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos vamos a escuchar

Nos consumimos en la presencia misma que nos aclara y nos quita condiciones. Colocamos los mejores puntos para avanzar con logros que nos definen con resúmenes destacados. Nos negociamos. Hemos hallado motivos.

Importamos. Hemos sido con insinuaciones que nos indican lo que fue y lo que volverá. Nos glosamos lo relevante.

Nos reponemos. Hemos tocado. La vida es un giro con marchas que perfilan qué hacer. Nos cargamos de amor.

Nos dedicamos a viajar y a conocer con reformas que nos caracterizan hacia dónde ir. Nos dejamos conducir sin grandes alertas.

Nos preparamos para conversar. Hemos sido. Nos vamos a escuchar. Nos sabemos. Los elementos están.

Juan TOMÁS FRUTOS.

El amor

Conocemos
el deseo más grande,
y lo compartimos.

Con la unión de intereses
nos hacemos más fuertes.
El amor funciona así.

Juan T.

Nos logramos

Cuestionas.

...

Nos rescatamos.

...

Nos quedamos dentro.

...

Nos afianzamos.

...

Nos logramos.

Juan T.

Nos reservamos

Vivamos.

...

Nos insistimos.

...

Nos recuperamos.

...

Nos expandimos.

...

Analizamos bien.

...

Hemos resuelto lo sustancial.

...

Nos reservamos.

Juan T.

Nos queremos

Nos hemos movido mucho.

...

Giras.

...

Eres por mí. Te amo.

...

Nos damos la finalidad.

...

Nos inspiramos.

...

Hay marcha.

...

No debatimos.

...

Nos queremos.

Juan T.

Explicamos

Nos venimos.

...

Nos colocamos.

...

Encontramos.

...

Nos reforzamos.

...

Vivimos en espíritu.

...

Nos ponemos.

...

Explicamos.

Juan T.

Hemos conjuntado

Nos fundimos en el deseo mismo.

...

Intervienes.

...

Rezas.

...

Me haces proseguir.

...

Nos consolidamos.

...

Hemos conjuntado.

Juan T.

Tocamos

Acordamos.

...

Nos negociamos.

...

Hemos sido.

...

Nos fundamentamos.

...

Hemos hallado.

...

Tocamos.

Juan T.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Felicidad

Encuentras lo que buscas:
nos vemos
en ese panorama
que es dibujo y escenario
por donde vamos a pasear juntos
durante siglos.

Anexionas lo que parece,
y somos en el desarrollo
de una sonrisa.

Los años nos regalan
deseo, belleza,
y mucha, mucha, felicidad.
¡No puede haber mejor encuentro!

Juan T.

Para darnos lo mejor

Creo en tu espíritu. Nos subimos al escenario que nos llena de creencias en nosotros mismos. Nos vivimos con emoción.

Nos vemos con recuerdos que nos aclaran hacia dónde podemos marchar. Hemos tocado con ausencias que nos mueven hacia el mar.

Nos imaginamos con suertes que nos recrean en lo cotidiano. Hemos resuelto muchas dudas. Nos comentamos.

Las crisis nos permiten superar una serie de obstáculos que nos caracterizan con lo que basta y es. Nos aliviamos.

Hemos reseñado salidas con voluntades de pasión. Cambiamos para darnos todo lo mejor. Hemos sido en la responsabilidad.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Besos

Te tomo prestado el deseo,
lo multiplico,
y, con tu rostro dichoso,
afronto el día
con la gran meta conseguida.
¡Recibe todos los besos posibles!

Juan T.

Pidamos más

Nos componemos.

...

Hemos dado con el amor.

...

Somos porque sí.

...

Nos adentramos en cuanto somos.

...

Pidamos más.

Juan T.

No hay miedo

Nos preparamos para darnos todo, más, con sugerencias. Hemos aprendido.

...

Los elementos no son noches, aunque nos digan que sí.

...

Nos medicamos con besos.

...

El quehacer es compartido.

...

No hay miedo.

Juan T.

Viertes

Nos nominamos con recuerdos.

...

Hemos abierto clasificaciones.

...

Nos alejamos.

...

Viertes.

Juan T.

Hemos dado mucho

Cultivas lo mejor.

...

Nos agradamos.

...

Vences.

...

Nos esperamos.

...

Nos rodeamos con afán.

...

Hemos dado mucho.

Juan T.

Nos hemos enseñado

Nos alentamos.

...

Predices.

...

Nos hemos consolidado.

...

Nos damos sol.

...

Apareces con deseo.

...

Nos hemos enseñado a vivir.

Juan T.

Establecemos

Me instruyes.

...

Versificas la vida.

...

Nos constatamos.

...

Hemos abierto destinos.

...

Cuadras.

...

Establecemos el amor.

Juan T.

Anotamos

Vamos hacia ese mar que nos llena.

...

Nos consolidamos.

...

Hemos de definir lo mejor.

...

Nos instruimos.

...

Sigues.

...

Nos anotamos con amor.

Juan T.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Siguen

Vayamos hacia ese amor que nos hace comenzar cada día con un interés de gratuidad generosa. Hemos de llamarnos amigos. Lo somos.

Posibilitemos las caricias con unos toques maestros que nos conduzcan por cualquier vericueto o versión. Lleguemos en calma.

No malgastemos los tiempos de otras etapas. Nos hemos de hacer caso. Impliquemos los conceptos más bellos. Nos hemos de insistir con representaciones de luces claras.

Los anhelos se han de cumplimentar con recuerdos que nos harán viajar por lugares que antes no fueron como soñamos.

Nos hemos de invitar a estar bien, a ser, a cuidarnos. Las versiones nos han de valer. Las casas son y siguen.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Gracias

Juro tu amor
entre deseos
que aumentan
mi fascinación por la vida.

Gracias.

Juan T.

Con la palabra

Me gusta tu verdad.

...

Imposibilitamos.

...

Hemos dicho que sí.

...

Nos consideramos.

...

Damos con la palabra.

Juan T.

Volvemos

Te cuento todo.

...

Nos comprobamos.

...

Nos planteamos mucho.

...

Hemos sugerido.

...

Volvemos.

Juan T.

Diáfanas versiones

Comprueba.

...

Nos implicamos del todo.

...

Nos amamos mucho.

...

Todo es.

...

Nos salpicamos de verdades.

...

Las versiones son diáfanas.

Juan T.

Otra fase

Rescatas.

...

Nos asaltamos.

...

Nos vinculamos.

...

Hemos dado casi todo.

...

Ya nos advertimos.

...

Pasamos a otra fase.

Juan T.

Nos configuramos

Restauramos.

...

Resistimos.

...

Curioseamos.

...

Nos vamos hacia el mar.

...

Hemos llamado a la verdad.

...

Nos topamos con los rastros de poder.

...

Nos configuramos.

Juan T.

Cuando debe

Ama.

...

Todo llega.

...

Nos suscitamos deseos.

...

Eres en mí.

...

Todo aparece cuando debe.

Juan T.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Nos preferimos

Somos lo primero.

...

Vamos a creernos.

...

Nos interesamos por todo.

...

Nos explicamos.

...

Hemos dado mucho.

...

Nos preferimos.

Juan T.

Divisa

Rebosamos alegría
en ese trayecto
que nos porta
al inicio mismo
de otra era,
la de antaño,
de un porqué transformador.

Nos unimos
a la causa que destaca
lo que fuimos y seremos.

El amor es la divisa.

Juan T.

Un trato ideal

Nos divertimos. Hemos de seguir la estela de esos barcos que nos comprenden con divergencias que son consolidaciones paralelas de un mar de sensaciones. Gustemos por y para siempre.

Nos hemos de preparar en los preámbulos de sensaciones más que novedosas. Nos desarrollamos con singularidades claves.

Nos atendemos. Nos presentamos. Hemos sugerido bases que nos sirven de altura. Nos provocamos en la vuelta.

Nos llegamos. Hemos sido en lo final, como al principio. Nos protocolizamos. Hemos llevado lo suficiente.

Nos detectamos. Nos mostramos en lo ideal. Las premisas nos escuchan. Nos reponemos con un trato ideal.

Juan TOMÁS FRUTOS. 

Nos demoramos

Respondes.

...

Nos unimos.

...

Nos vinculamos.

...

Pronosticamos.

...

Nos demoramos.

Juan T.

Nos aparece

Juremos.

...

Juguemos.

...

Demos.

...

Todo nos aparece.

Juan T.

Con formas claras

Nos preferimos.

...

Vayamos con buenos efectos.

...

Cuajas bien.

...

Nos garantizamos.

...

Nos tomamos con formas claras.

Juan T.

Ya es

Nos expresamos.

...

Cuajas.

...

Cuadras.

...

Pones.

...

Estás.

...

Nos consolidamos.

...

Hemos hecho todo.

...

Ya es.

Juan T.

Nos cruzamos

Creo.

...

Pienso en ti.

...

Prosigues tu macha.

...

Nos comentaremos.

...

Nos cruzamos por el río de la vida.

Juan T.

Torbellino

Todo lo pondremos.

...

Aclamas.

...

Iré donde estás.

...

Nos comentaremos.

...

Todo va siendo.

...

La vida es un torbellino.

Juan T.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Secuenciaremos qué hacer

Vamos a imaginar que todo es posible en un mundo de comportamientos llevados al extremo mayor, con singularidades de caricias claras.

Nos hemos de proponer sentencias que nos ubiquen donde las emociones son intensas y no graves. Aclaremos todo.

No malgastemos los tiempos con reservas que nos presentarán en un emplazamiento de antaño, casi nuevo, fundido con los anhelos.

Imaginemos que todo es posible en un flamante mundo, y sepamos que las señales tienen un motivo. Nos declararemos.

Hemos de arrojarnos a los fines de un análisis de siempre. Nos agotaremos con fermentos de honores. Secuenciaremos qué hacer.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Raíces

Te envío millones
de besos,
que vuelan hasta ti
para darte
todo lo que soy.

Somos
con raíces profundas.

Juan T.

Pidamos el sí

Me ofreces mucho.

...

Te soy entre todo lo mejor.

...

Nos endulzamos.

...

Pidamos el sí.

Juan T.

Hemos dado todo

Más y mejor.

...

Nos comentaremos.

...

Nos entregamos.

...

Nos podemos hacer caso.

...

Hemos dado todo.

Juan T.

Nos enseñamos

Nos aplicamos.

...

Nos soñamos.

...

Nos pensamos.

...

Ya es.

...

Sigues.

...

Nos enseñamos.

Juan T.

Con amor

Creo.

...

Asumo.

...

Estudio.

...

Me ofreces todo.

...

Nos consolidamos.

...

Iremos con amor.

Juan T.

Nos explicaremos

Podremos.

...

Gustaremos.

...

Tendremos.

...

Gozaremos.

...

Nos explicaremos... todo.

Juan T.

martes, 15 de septiembre de 2015

Lo que sea menester

Vamos a llegar con esos dones que nos permiten seguir hasta el mismo inicio, en eras que nos aclaman con intervenciones recurrentes.

Nos inmiscuimos con aprovechamientos que nos reservan con diversiones que nos declaran con normativas que nos incluyen en horas nuevas.

Nos centramos. Hemos dado resultados queridos. Nos declaramos. Hemos renovado criterios de amor. Nos distraemos lo justo.

Nos citaremos con fijaciones de convenciones claves. Nos aclararemos. Hemos dado problemas de cariño. Nos deseamos.

Subrayamos un poco de todo. Hemos topado con lo serio. Es una fortuna. Nos recorremos. Vayamos aprendiendo lo que sea menester.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Felicidad constante

Eres puro amor.
Me enterneces
con lo que nos contamos.
Hemos dado con la realidad
que nos envía
al inicio mismo
de una era bendita.
Creemos con hechos.

Nos hemos de corregir
cada día
con la subjetividad de aquello
que nos da
la felicidad constante.

Eres, y, gracias a ti, soy.

Juan T.

Hacia ti

Nos respondemos con besos.

...

Iré a tomarte.

...

Nos fiscalizamos.

...

Te aclaro.

...

Me iré hacia ti.

Juan T.

Aclamas

Eres mi objetivo.

...

Nos hablamos.

...

Nos constituimos.

...

Hemos apuntado bien.

...

Aclamas.

Juan T.

Consideras

Comemos.

...

Nos dejamos llevar.

...

Pedimos.

...

Nos preferimos.

...

Hemos resuelto.

...

Consideras.

Juan T.

Nos estudiamos

Gozas.

...

Extiendes.

...

Nos comunicamos.

...

Expresas.

...

Continúas.

...

Nos estudiamos.

Juan T.

Te diré

Consiento.

...

Concluyo.

...

Asumo.

...

Estaré.

...

Buscaré.

...

Te diré.

Juan T.

Vuelo

Ya te veo.

...

Sumo.

...

Soy.

...

Puedo.

...

Tengo.

...

Vuelo.

Juan T.

lunes, 14 de septiembre de 2015

La luz

Todo me dice la luz
cuando te miro a los ojos.
Háblame también,
que lo necesito.
Como ves,
se acortan las distancias.

Juan T.

Si nos vemos

Nos introducimos en ese universo que nos permite alcanzar la vida con más vida, y somos en él. Dibujemos las alas y las almas.

No perdamos el tiempo. Nos hemos de averiguar con gustos que nos aplaudirán con reformas que serán en la destreza más grande.

No quedemos en el momento de antaño. Nos alejaremos. Volveremos con resortes plenos. No permanezcamos en la nada que nos inunda, o podría.

Los diseños se han de presentir con nubes de algodón. Nos ubicaremos donde sea. La existencia nos regalará paños de cariño.

Hemos de presentir todo, más, y seguir, siempre seguir. Nos hemos de remediar. La vida es todo, y lo es si nos vemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Comprometes

Vamos a asumir todo.

...

Nos conformaremos.

...

Tocas.

...

Superas.

...

Vas y vienes.

...

Comprometes.

Juan T.

Conformas

Quedas.

...

Vas.

...

Entiendes.

...

Puedes.

...

Sigues.

...

Conformas.

...

Aclaras.

Juan T.

Entre pensamientos

Respondes al buen día.

...

Nos deseamos.

...

Predices.

...

Estás.

...

Puedes.

...

Nos colocamos entre pensamientos.

Juan T.

Ya es

Me implicas.

...

Nos respondemos.

...

Agudizas.

...

Hemos dado mucho.

...

Nos inclinamos.

...

Ya te creeré.

...

Otro momento sigue.

...

Nos lanzamos al mejor plan.

...

Ya es.

Juan T.

Nos preparamos

Abres.

...

Estás.

...

Nos colocamos.

...

Ya estamos.

...

Hemos sido.

...

Nos consultamos.

...

Hemos dejado todo.

...

Nos preparamos.

Juan T.

Nos consentimos

Respondes y me ves.

...

Nos dejamos transportar al día.

...

Eres luz.

...

Nos regalamos provisiones.

...

Vamos a entendernos.

...

Cuajas.

...

Estamos.

...

Nos alistamos.

...

Vibras.

...

Nos consentimos.

Juan T.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Agotamos

Miro y admiro.

...

Prosigo.

...

Nos miraremos.

...

Nos hemos dejado llevar.

...

Nos continuamos.

...

Hemos hecho caso.

...

Hemos sentido que podemos.

...

Agotamos.

Juan T.

Volverán

Pactas y eres en ese embrujo que nos llena. Hemos departido lo esencial en minutos de amor. Nos hemos situado lejos y cerca. Todo es paralelo.

Nos acechamos. Hemos hallado motivos. Nos consideramos. Nos aplicamos a los seres mágicos. Nos hablaremos.

Hemos triunfado. Los deseos se desarrollan con vueltas a los planos más hermosos. Hemos consentido. Somos en trayectos que nos aplican buenos remedios.

Bajamos para estar. Nos prestamos apoyos reales. Iremos donde sea. Nos determinaremos con fines de amor.

Nos reservamos ya. Hemos triplicado los anhelos. Las elucubraciones son máximas. Hemos pedido todo. Los que fueron volverán.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Palabras y hechos

Abrazo tus sueños:
nos vemos
con deseos que compartimos
con miradas de siempre.

Nos hemos confiado
el destino no prometido.
No vamos a defraudarnos.
Querremos, seremos,
y podremos.

Nos dedicamos a estar,
porque nos entendemos
y estimamos hasta el infinito,
y a ser
con objetivos marcados
para hallarnos
en el instante clave.
Ya ha llegado.

Abrazo y soy.
Las siguientes palabras
y hechos consumados
son tuyos, solo tuyos,
por y para siempre.
Ya veo esos sueños.

Juan T.

Aires renovados

Nos imponemos.

...

Nos iremos donde sea.

...

Consumes.

...

Las victorias siguen.

...

Nos preparamos para combinarnos.

...

Celebra.

...

Nos respondemos con aires renovados.

Juan T.

Flameas

Nos titulamos.

...

Hemos añadido.

...

Nos comentaremos todo.

...

Seleccionamos.

...

Las certezas continúan.

...

Hemos continuado.

...

Los triunfos son. Asistes.

...

Nos preparamos para tantos claros. Eres grande. Planteas.

...

Nos construimos.

...

Hay igualdad.

...

No falta. Es. Nos solicitamos.

...

Nos obtenemos con recuerdos que suman.

...

Flameas.

Juan T.

Nos insistimos

Comento.

...

Es.

...

Puedes.

...

Continúas.

...

Nos contestamos.

...

Hemos pedido.

...

Ya te creo.

...

Nos insistimos.

Juan T.

Nos contemplaremos

Nos hacemos caso.

...

Presentimos.

...

Nos mostramos.

...

Hemos dado con lo crucial.

...

Nos trazamos.

...

Hemos resuelto.

...

Colocas bien.

...

Hemos sido. Nos contemplaremos.

Juan T.

Conectas y estás

Volvemos para vernos.

...

Nos disfrutamos.

...

Nos hemos consentido y comentado.

...

Visualizadas.

...

Nos ofrecemos una vuelta total.

...

Nos comentamos.

...

Conectas. Estás.

Juan T.

Nos incorporamos

Nos ponemos en forma.

...

Hay opciones.

...

Los compromisos se cumplen.

...

Nos corregimos.

...

Hemos dado con todo lo posible.

...

Nos incorporamos.

Juan T.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Motivos para estar

Cerramos y abrimos las puertas del deseo, que nos hacen buscar donde debemos, con quienes queremos, en incesante búsqueda.

Nos dejamos conducir hasta ese punto de ideal caricia que nos ha de provocar centros de atención con impresiones generosas.

Nos hemos de alentar con pronósticos singulares. Nos pedimos tiempo. Nos tenemos con recuerdos que fueron y serán.

Nos analizamos con presunciones que no son inocentes. Hemos buscado en la razón, y nos somos sin exigencias.

Apagamos y encendemos con muestras de puro amor. Nos protegeremos. Hemos hallado muchos motivos para estar.

Juan Tomás Frutos. 

Perfecto

Nos unimos en este día
que nos localiza
en tiempo y espacio,
que nos dicta
sus gratas resoluciones,
que nos lleva al amor
sin paradas ni condiciones.

Concurres, llego,
y amamos, nos amamos.
¡Nada podría ser más perfecto!

Juan T.

Predices

Nos comentaremos.

...

Hemos aligerado.

...

Hemos hallado motivos.

...

Nos localizamos.

...

Predices.

Juan T.

Nos reconvertimos

Nos alentamos.

...

Pensamos. Nos hemos dicho.

...

Nos avisamos.

...

Pretendemos.

...

Nos querremos.

...

Nos reconvertimos.

Juan T.

Todo es en ti

Nos permitimos.

...

Nos amamos.

...

Gestas.

...

Nos custodiamos.

...

Pasa.

...

Eres más que todo.

...

Nos hemos unido.

...

Sigues.

...

Todo es en ti.

Juan T.

Nos honramos

Sigue.

...

Me dices.

...

Nos proporcionamos mucho.

...

Todo somos.

...

Gestas amor.

...

Te diré hacia dónde marchar.

...

Nos honramos.

Juan T.

Te contaré

Sonríe.

...

Nos mostramos imparables.

...

Hemos de ponernos donde debemos.

...

Generemos.

...

Sepamos.

...

Ya te contaré.

Juan T.

Dejemos

Regalemos.

...

Vayamos.

...

Pongamos.

...

Seamos.

...

Dejemos huella.

Juan T.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Nos reponemos

Nos gustaremos en esos nuevos trances que nos harán llegar con reglas de amores hermosos que tocarán a lo que sea menester.

Prosigamos. Hemos de llamarnos con soltura. Nos incrustaremos en los buenos planes, con maravillosas intenciones que nos conducirán por sendas de creencias en nosotros mismos.

Nos consumamos cada día con recuerdos que son, que están, que pueden, que siguen, que nos proporcionan esos estados que nos animan.

Iremos hasta ese universo que nos regalará generaciones espontáneas. Hemos hallado mucho. Nos estiramos hasta el fin.

Acudamos donde la emoción es intensa, y sepamos que podemos todos juntos. Hemos aplaudido con amor. Nos reponemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Me verás

Mira el deseo
con toda la fuerza
posible, con todo tu yo,
conmigo incluso,
siendo entre querencias,
y contempla la luz
con el alma de niño
que nos libera
a la menor ocasión.

Mira,
y seguro seguro
que me verás.

Juan T.

Al mejor anhelo

Rastreamos.

...

Continuamos.

...

Seguimos.

...

Estamos listos.

...

Generamos con ansias.

...

Hemos servido al mejor anhelo.

Juan T.

Empieza

Vamos a quedarnos.

...

Nos aparecemos.

...

Dejamos ir todo.

...

Presentimos.

...

Nos queremos.

...

Acaba. Empieza.

Juan T.

En el día de hoy

Plenitud

Por definición existencial (no entro en otro ámbitos) el vacío no existe. La dicha es plena. ¡Buen día!

Juan T.

Debemos

Abarcamos.

...

Nos dejamos llevar.

...

Sentimos.

...

Preñamos el día.

...

Cuajas.

...

Estemos donde toca.

...

Debemos.

Juan T.

Donde es

Platicamos.

...

Nos subrayamos.

...

Deseas.

...

Presientes.

...

Quedas.

...

Estemos donde es.

Juan T.

Sugieres

Hay dicha.

...

Prefieres.

...

Estemos en ese punto ideal.

...

Creamos.

...

Sugieres.

...

Tomas. Haces.

Juan T.

Pensamos

Nos hemos llenado.

...

Deseamos.

...

Vamos a quedar.

...

Nos insistimos.

...

Pensamos.

Juan T.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Jorge Manrique, un adelantado en la poesía castellana

Pocas obras me impactaron más en mi niñez y pre-adolescencia como las Coplas por la muerte de su padre.  El verbo, la palabra, la frase y el sentimiento, con ese hermetismo y distancia de un castellano antiguo, haciéndose, me impactaron mucho. El asunto de fondo y sus “hilos”, así como la forma, que se sustentan en la marcha del progenitor de quien escribió tan bella composición, también provocaron en mí mucha admiración y entrega.

Hablamos del texto por excelencia de Jorge Manrique, que dedica enteramente a su padre, Rodrigo Manrique. La métrica, el volumen expresado, las raíces ancestrales, las inspiraciones bíblicas, religiosas, el propio tratamiento en sí, la escritura en copla, han llamado poderosamente la atención de expertos y  devotos de la literatura, desde Lope de Vega al admirado Azorín. Muchos son los autores que se han prodigado a la hora de señalar que es una referencia del castellano, del español, e incluso, por ello, ha sido utilizado, y se usa, como escrito de culto y de interpretación.

Hay muchas dudas sobre la vida y milagros de Jorge Manrique. Desde su propio nacimiento, situado entre Palencia y Jaén, hasta la cantidad de escritos que nos pudo legar. Pese a las dificultades del tiempo y a las condiciones históricas, nos han sido trasladadas hasta nuestros días unas 40 composiciones. No es un número alto, pero, por su trascendencia, son símbolos, hitos, lingüísticos de la lengua de Cervantes.

Sus temas, que tienen que ver con lo militar, con las guerras, con los afectos, con las tradiciones, con las personas queridas (reseñemos la especial dedicatoria de una de sus composiciones a su hijo), así como un lenguaje sencillo, sitúan a nuestro autor en un puesto clave a las puertas del Renacimiento, al que se anticipa con mucha fortuna.

Fue, ante todo, un hombre de armas, con muchos privilegios, con concesiones, con reconocimientos militares, con posesiones y lujos, pero, pese a ello, le gustó el oficio de escribidor, y hoy en día podemos disfrutar de un alma cargada de hondura, así como de una pluma sublime y excelente.

La base de sus escritos

La esparza, variedades de coplas y las canciones propias de los trovadores de entonces salpican sus creaciones, que descuellan con luz propia. Podemos enunciar, especialmente, las que destinó al matrimonio y a la figura de su mujer, a la que amó y admiró con locura, como prueban sus versos eternos. La muerte y el combate fueron dos grandes preocupaciones para alguien que vivió esos procesos con la vehemencia y la virulencia de una violenta época de tránsito. Realmente, la base de cuanto redactó fue asequible y sencilla.

Lo cierto es que, en la Edad Media, encontramos escritores de gran altura, pese a lo agreste de la etapa, como es el caso del espiritual Gonzalo de Berceo, del Rey Alfonso X El Sabio, del noble Don Juan Manuel (sobrino del anterior), del intelectual Ramón Llull (todo un emblema para la lengua catalana), del excepcional Marqués de Santillana (con un lenguaje mucho más laborioso y culto) y del mencionado Jorge Manrique, que cultiva, además de la Copla, los famosos y ensalzados Decires (de una gran intensidad). La lectura de éstos ha de ser una máxima, una premisa. Todo lo que viene después se entiende por ellos, entre otros.

Animamos, por ende, a su lectura, al recuerdo de su figura, y, fundamentalmente, a saborear un personaje humanista, como era propio del estadio que le tocó experimentar. Seguro que se apartarán de algunos tópicos y darán con un aprendizaje tan llamativo como nostálgico. Comprobarán que fue un adelantado de las letras castellanas.


Juan TOMÁS FRUTOS. 

No se puede pedir más

Pongamos un punto
de enorme divinidad.

Hagamos que las palabras
funcionen muy bien
con hechos que nos permitan
experimentar los anhelos
de presente y de futuro.

Nos tendremos
para estar y ser en el planteamiento
máximo y mínimo
de la felicidad,
que nos protegerá.

Nos tenemos.
No se puede pedir más.

Juan T.

Libres del todo

Nos respetamos. Somos en el trayecto más hermoso. Nos comentamos. Hemos hallado motivos. Nos enganchamos al deseo mayor.

Nos hemos enseñado a vivir. Nos comentaremos. Los pronósticos nos hacen amar. Nos hemos reseñado con armas de sensaciones queridas.

Importa quedarnos: somos y seremos con cosechas propias. Nos comentaremos con reservas que son. Nos estimamos con rescates nuevos.

Nos hemos indicado fórmulas de cariño. Nos subrayaremos unos deseos claros. Nos encontraremos. Hemos deseado.

Nos debemos englobar en las respuestas que nos fecundan con hechos y anhelos de pureza. Seamos libres del todo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Tocados

Corremos con amor.

...

Nos exigimos dar.

...

Ya somos más y mejores.

...

Estamos más que en forma.

...

Nos hemos tocado.

Juan T.

Resolvemos

Corremos hacia el mar.

...

Nos explicamos.

...

Situamos lo mejor.

...

Callamos para ser.

...

Nos tomamos con riendas nuevas.

...

Implicas y supones.

...

Damos con las mejores palabras.

...

Has sido.

...

Nos inquietamos.

...

Resolvemos.

Juan T.

Cabalgamos

Perdemos para ser.

...

Nos hemos enseñado.

...

Validamos.

...

Nos subimos al sueño.

...

Cabalgamos.

Juan T.

Ya nos aclaramos

Iré.

...

Nos comunicamos.

...

Nos ponemos a parlamentar.

...

Hemos supuesto.

...

Ya nos aclaramos.

Juan T.

Estamos listos

Miraré por siempre.

...

Nos entregaremos a más pasatiempos.

...

Tocaremos en el punto ideal.

...

Nos elucubramos otra buena mañana.

...

Hemos apañado los corazones.

...

Estamos listos.

Juan T.

Sentimos

Nos comentamos.

...

Hemos sido muchos.

...

Variamos.

...

Tocas.

...

Es,

...

Sentimos.

Juan T.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

A los escondidos

No me importa romperme,
en un día ya roto de tanto bregar
en el vacío y la incomprensión.

No me importa perder,
quedarme en esa nada
que nadie quiere,
de la que huimos los poetas.

No nos gusta la oscuridad,
que llega en jornadas
de violencia en fronteras 
de lápiz y cartón, artificiales, 
en un sempiterno dolor,
en la pena que nos atraviesa
tras un sacrificio inexplicable.

No me importa, ni me importará,
que me golpees, 
que me pongas el pie, la rodilla,
la pierna entera, tu cuerpo,
millones de cuerpos 
con armas que disparan
y rompen, 
y me rompen otra vez.

No me importa, digo,
si con eso te descubro.
La sintonía de la Historia
lleva años de persecución y de pena,
por desgracia para todos.

Los míos, los últimos, 
hemos estado siempre entre los elegidos.
Lo supimos desde el instante mismo
del nacimiento, en el trayecto vital,
y ahora sigo con mi destino a cuestas,
y con mi hijo,
también devorado.

Digo por decir que no me importa,
a pesar de que mucho me duele,
aunque quedo con la satisfacción
de tu salida al pasillo,
al ruedo, a la sonoridad de la luz,
que descubre tus signos negativos.

Hoy he caído,
y conmigo lo más preciado,
mi sangre, mi carne, mi hijo,
y, con nosotros, tú,
descubierta por tus propias armas.

No hablo de compensación,
pero sí de equilibrio, de sones
que por poco aparecen acordes.

Lo pésimo es que quedan muchos
más cómo tú,
que hemos de atajar y de neutralizar.
La labor es ardua.

¡Malditos los que andáis escondidos!


Juan Tomás Frutos.