sábado, 31 de mayo de 2014

El ciudadano, la esencia de la Democracia

            De vez en cuando conviene recordar lo obvio. Puede que las aceleraciones contemporáneas nos hayan llevado por derroteros en los que olvidamos que las claves están donde deben, aunque no siempre se manifiesten, o, cuando lo hacen, no las advirtamos, que de todo sucede. Este universo de titulares, de resúmenes, de conversaciones en base a lo que otros han escuchado, de superficialidades, de tonos lúgubres y, a menudo, tibios, no nos conduce a esa salvación que todos perseguimos en esa búsqueda de una meta que llamamos felicidad. Lo bueno es que todo puede cambiar, esto es, mejorar.
            Una de las bases de la democracia es, precisamente, la igualdad de oportunidades de y para sus ciudadanos, además de defender mecanismos correctores para que las minorías tengan voces y presencias con el objetivo de transformar y/o de nutrir en positivo el sistema vigente en cada momento. Hay pesos y contrapesos para una evolución, que, si no es constante, sí se produce en el transcurrir histórico, o, al menos, esto es lo que prefiero pensar.
            La base, el pilar, de un Estado Constitucional cuya soberanía reside en el pueblo (debemos resaltarlo) es, precisamente, la ciudadanía, el ser humano, como medida y  referente de todo, recordando la frase de Aristóteles. Conviene subrayar que las Administraciones, que todo su aparato e instrumental central o territorial, según se trate, se articulan para satisfacer las necesidades de los hombres y mujeres que componen la sociedad, cuya jovialidad se persigue como destino principal. Hemos de rememorar que el desarrollo comunitario se pretende para hallar y sostener la dicha. Es sencillo, pero en multitud de oportunidades se nos olvida.
            El mundo está cambiando. Sus reglas evolucionan, y los comportamientos y las percepciones, también. En ese giro enorme que todos estamos dando hay  esencias que permanecen, que han de proseguir como ejes de un futuro que, únicamente con ciertos cimientos, posee un loable sentido. Las mutaciones en las que estamos inmersos se sustentan en valores como la solidaridad, la igualdad de derechos y obligaciones, las actitudes bondadosas, las intenciones generosas, las opciones colectivas, el bienestar común… No hemos de perder la pista todo ello, si en el balance nos queremos destacar que ha merecido la pena. La frase medieval de que el fin justifica los medios no suele ser acertada.
Conciliar
            Responsablemente hemos de conciliar, y hasta consensuar recurrentemente entre todos, que la referencia máxima es el ser humano, en ese planteamiento democrático de progreso que ha de resplandecer. Y el eje es, ha de ser, cada uno, en su individualidad y en el marco global, siempre oteando su perfil único e irrepetible. De esta guisa podremos “empatizar” ante los excesivos casos de carencias, de paro, de pérdidas de viviendas y de intentos de romper la dignidad de la Democracia, que, incluso en sus imperfecciones, es una piedra angular.
            Hay que corregir mucho. Lo fundamental es que nos tenemos. Esto, en sí, es ya una fortaleza potente para caminar con soltura y para reconstruir y reinventar la existencia, que debe tener la frescura de la renovación, de la incorporación de otros pensamientos, de los hechos, de aquellas actitudes que no frenen a los más jóvenes, a los más preparados, a las más óptimas personas. Defendamos, por lo tanto, la bondad y el amor por encima de todo, y hagámoslo con verdades y realidades. Los eventos factibles son genuino cariño. No fructificará una herencia más rica que la generosidad respecto de quienes nos siguen generacionalmente.
            Es ésta una era de tránsitos. Miremos con la inocencia y la predisposición de quienes creen en que somos más que números. Somos el presente y el futuro. Nada, sobre todo si es pernicioso, es inamovible. Juntos logramos lo mejor. El eje crucial de la Democracia es el ciudadano. Estoy convencido de que nadie lo duda.

Juan TOMÁS FRUTOS. 

Gestemos amor

Nos preferimos.

...

Nos hemos dado mucho.

...

Las sensaciones son de amistad.

...

Nos creemos desde la emoción.

...

Estemos todo lo mejor que podamos.

...

Nos proporcionamos esencias.

...

Las raíces son buenas.

...

Gestemos amor.

Juan T.

Los hábitos del día

Sonrío, y sigo. Ésa es la actitud, debe serlo, ahora que nos corregimos hasta sin vernos. Nos hemos de proponer descansos aún antes de empezar. Hemos dado con maravillosas claves que nos insertan en el panorama más hermoso.

La belleza se comparte desde la excelencia de ser entre voluntades que han de estar donde toca. Nos hemos sugerido parajes de amor.

No apaguemos las llamas de la fe. Nos hemos de insistir desde ese empeño colectivo por nutrirnos. Nos distraemos.

Las previsiones se cumplen con una fe en cuanto ha de ocurrir. La existencia es plenitud. Debemos procurarla, aunque no siempre demos con ella. La felicidad no es una meta: es el discurrir mismo.

Tenernos es una suerte. Este planteamiento es casi una necesidad. Apostemos por el día, que aguarda con sus mejores hábitos. Incluso, si queremos, los podemos cambiar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Un nuevo día

Apareces en este nuevo día
como ese gran milagro
de mejora,
de sustento, con especial consideración,
y doy gracias porque eres tú,
ese sueño que es la alternativa
de camino a la felicidad.

Definimos lo bello
con una experiencia de vida
que nos sugiere regresos
a lo finito, que es,
que puede en ese instante
de puras pasiones
con las que libramos etapas
de hermosa querencia.

Te amo con todas las letras,
con hechos, sin nostalgia,
con premisas de fomento,
en la fe de una dicha
que me regalarás cada jornada.

Nos enredamos
en esta partida de inicio.
No se trata de ganar,
sino de deleitarnos con sus esencias,
que son los cimientos
de un porvenir de contento
y mucho más.

Te presentas en este amanecer,
excelente por ti, por tus caricias:
mueves ficha,
y te soy.

Juan T.


Nos mancomunamos

Ya viajamos.

...

Nos damos un beso.

...

Renovamos.

...

Los planes funcionan.

...

Nos subrayamos esa claridad que nos marca el camino.

...

Los dos hacemos senda.

...

La voluntad es conjunta.

...

Nos mancomunamos.

Juan T.

Mientras duerme

Lo miro. Duerme. Su mundo de niño, imagino que lleno de sugerencias, de idealismos, de cuentos de hadas, descansa. Repone pilas para la dura faena del juego del día que ya despierta, antes que él.  No hay prisa, no ahora.

Contemplo su cara linda, y me digo que no hay nada más bello en la Naturaleza. Si los besos fueran un antídoto (seguramente lo son), podría andar tranquilo por su futuro.

Se agarra a la almohada, mientras duerme, como si el universo le perteneciera. Me pregunto si no es así.
Hace un gesto que interpreto como una sonrisa. Seguramente es un sueño de compartida alegría. ¡Ahí está! Parece un Príncipe de cuento, el que vivimos, por su semblante perfecto, en el milagro de un encuentro hermoso y sencillo.

Lo vuelvo a mirar. No puedo dejar de hacerlo.  Es un amor grande el que siento: es mi inspiración, mi motivación, mi esperanza, mi voluntad, mi creencia en el ser humano, mi fe en el mañana.

El mundo vuelve a su rutina, a su marcha, con estos primeros rayos de Sol. Nada me aflige. Estoy contento. Está él a punto de despertar, y, mientras elucubra, yo ya admiro la jovialidad de una jornada que será maravillosa porque nos vamos a acompañar. Duerme un poco más. Aguardo.


Juan TOMÁS FRUTOS.

Crezcamos

Ya es.

...

Nos dedicamos los mejores minutos.

...

Estemos donde debemos.

...

Nos reconocemos.

...

Hablemos de tenernos.

...

Nos ubicamos donde precisamos.

...

Hablemos de cariño. Lo demostraremos más y más.

...

Los sentimientos son expansivos.

...

Crezcamos.

Juan T.

Deberemos estar

Declaramos con firmeza que llegaremos.

...

Te destacas con un beso.

...

Somos lo que somos.

...

Pediré estar.

...

Hemos hablado de reformas.

...

Vivimos. Vivamos.

...

Nos causamos anhelos entre cumplimientos.

...

Nos subimos a ese plan que se consagra.

...

Deberemos estar.

Juan T.

Nos unen las importancias

Implementemos.

...

Las ocurrencias se cumplen.

...

Alternamos.

...

Te impresionas como mis deseos.

...

Hablemos desde el conocimiento.

...

Nos presentamos.

...

Hemos dicho que podemos.

...

Las importancias nos  unen al mar.

Juan T.

Lo acepto

Hemos dado con el deseo.

...

Nos esforzamos por lo clave.

...

Recuerdas. Soy.

...

En ti todo vale.

...

Nos respetamos.

...

Vamos a vernos.

...

Acepto que seas.

Juan T.

Nos equiparamos

Creo en tus opciones.

...

Me respondes bien.

...

Me entrego a tu ilusión.

...

Nos iremos viendo.

...

Salgamos a conocer.

...

El trayecto es común.

...

Hablemos de todo.

...

Nos equiparamos.

Juan T.

viernes, 30 de mayo de 2014

Interpretar

Ya es.

...

Nos iremos donde sea preciso.

...

Resolvamos.

...

Apareces, y me maravillas.

...

Nos establecemos bien.

...

Nos tendremos que interpretar.

Juan T.

El premio de la amistad

Construyamos.

...

La virtud se resume en ti, siempre en ti, que me conciernes.

...

Nos frecuentamos con buenos hechos.

...

Las ideas nos ennoblecen.

...

Nos fundimos con respeto.

...

Todo aparece cuando debe.

...

Nos damos el premio de la amistad.

Juan T.

Mucho amor

Desplegamos los anhelos que debemos realizar. Nos hemos de consolidar con maestrías de adelantos generosos.

Nos hemos de ubicar donde todo tiene algo más de sentido. Nos esperamos. Todo proseguirá. Nos haremos caso.

Nos tocaremos con esas pérdidas que nos emplazarán a existir en paz, con nosotros mismos de fondo. No nos hemos visto, pero daremos con las claves.

Vamos, y volvemos, y nos enredamos en la noche que es tiempo para superar el vacío. Nos declaramos con sugerentes dichas.

Nos esperamos porque todo es en la voluntad que nos conforma. Tocamos con registros de pureza, esfuerzo y amor, de mucho amor. Nos elevamos espiritualmente.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Seguir, ser

Tomemos la razón
de más peso
y vayamos hacia ese mar
que nos argumenta
con sensaciones claves.

Nos hemos de dar
ese trance de amores
que han de hermosear
con una cautela
que nos dirigirá hacia el mundo
más sensato.
El cariño es todo:
lo es ahora, y lo será.

La paz de los que nos enseñaron
nos saca
de esa coyuntura que nos ha paralizado.
Ahora el amor nos impulsa
para declararnos
en equilibro y con felicidad.

Sacamos el hierro
y nos damos toda la dulzura.
La oportunidad nos hace reales.
Cabe la posibilidad
de vivir, de seguir, de ser.

Juan T.

Mucho que compartir

Generamos mucha emotividad.

...

Nos hemos cultivado.

...

Nos agradecemos mucho.

...

Sonríes.

...

Hay espacio y emotividad.

...

Nos destacamos todo el amor.

...

Hay mucho que compartir.

Juan T.

Ocasión

Escribo tu nombre.

...

Me ofreces vivir, y lo acepto.

...

Nos entendemos con impresiones silenciosas.

...

Llegaré a tenerte.

...

Seré por tu causa.

...

Nos daremos esa ocasión nunca perdida.

Juan T.

Definimos la vida

Acabo, y soy.

...

Me reciclo.

...

Comienzo en ti.

...

Me predispones.

...

Asumo cuánto será.

...

Los ánimos continúan.

...

Definimos la vida.

Juan T.

Nos suena

Represento mi deseo.

...

Aclaro sensaciones.

...

Te diré.

...

Nos ofertamos creencias en nosotros mismos.

...

Abriré mi mejor ventana.

...

Todo sigue cuando menos lo esperamos.

...

Nos suena.

Juan T.

Te deseo lo mejor

Presiento ser.

...

Nos tomamos con realismo.

...

No hemos sido, pero seremos.

...

Creamos.

...

Nos confabulamos con mucho amor.

...

Te deseo lo mejor.

Juan T.

Nos confortamos

Repones.

...

Soy para ti.

...

Nos declaramos.

...

Miremos.

...

Somos en ti.

...

Nos confortamos.

Juan T.

Admiro como eres

Razono.

...

Nos enamoramos de nuevo. Nos damos con generosidad.

...

Eres bondadosa.

...

Te siento cerca.

...

Nos expresamos con propiedad.

...

Nos regalamos tiempo.

...

Nos vencemos.

...

Ya estamos donde debemos.

...

La voluntad es firme.

...

Admiro lo que haces, lo que dices, como eres.

Juan T.

jueves, 29 de mayo de 2014

Hasta el mismo deseo

Nos dedicamos a vivir.

...

Respondo.

...

Soy otra vez.

...

Sigo por ti.

...

Nos dejamos llevar hasta el mismo deseo.

Juan T.

Emoción

Inclinamos la balanza hacia el lado que nos propone lo más hermoso. Nos dignificamos con unas "cuantificaciones" que nos nombran con informaciones que aclaran los conceptos más lindos.

Nos destacamos unos fines que son en las noches de varias etapas, que compartimos. Hemos dado con la noria que nos anima.

Llega la existencia a su cenit y nos olvidamos por un instante de los problemas, ya superados o pendientes, con seguridad, de mejora.

Nos insertamos en ese plan que tiene memoria con el fin de dar con los hábitos que nos proponen estancias nuevas.

Nos detenemos en ese punto que es amor. Todo tiene sentido en él, con él, desde la emoción de una serenidad que nos aclara por dónde marchar. Hoy todo es cariño.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Vamos por esta oportunidad

Dame todo
en esta vida
que supera distancias
con esfuerzos
que nos llevarán
al principio de un deseo.

Ofréceme la felicidad
de estar juntos
sin esperar nada a cambio.

Todo llega cuando es menester,
si hay futuro en los hechos anhelados,
cuando toca, de verdad,
sin impresiones segundas o falsas.

Nos hemos conocido,
y eso es un hito que debemos aprovechar.
Nos dejamos paso
con fórmulas que cuantifican.

Lo importante
es que nos tenemos:
ésta, sin duda, es la oportunidad,
la gran opción.

No la numeramos:
sencillamente sabemos de ella,
y por ella vamos.

Juan T.

Espacios

La vida nos da todo.

...

Rescatas mi ser.

...

Me brindas respuestas.

...

Me aclaras con registros nuevos.

...

Te diré que podemos ser felices.

...

Somos en la distracción.

...

Nos damos espacios.

Juan T.

Para bien

Creo en lo que dices.

...

Nos razonamos.

...

Hemos tomado el deseo.

...

Conservamos los ánimos.

...

Los días nos regalan momentos.

...

Hemos dado con lo justo.

...

Idealizamos la verdad.

...

Nos hemos consumido para bien.

Juan T.

Amamos

Sonríes. Yo también.

...

Gesto que es.

...

Nos abocamos al mejor plan.

...

Todo sigue.

...

Es.

...

Nos abrumamos.

...

Recordamos el deseo.

...

Amamos.

Juan T.

Motivos

Nos queremos de verdad.

...

Vamos a vernos.

...

Seremos de nuevo, otra vez, por siempre.

...

Gustemos.

...

Nos proponemos estancias.

...

Hemos hallado motivos.

Juan T.

Ya es

Nos fundimos.

...

No hay dudas.

...

Nos corregimos con deseos.

...

Vamos a vernos.

...

Suplimos con deseos.

...

Ya es.

Juan T.

Nos dejamos llevar

Me fijo en ti.

...

Nos regalamos tiempo.

...

Nos suplimos.

...

Inventamos la felicidad, y la hacemos realidad.

...

Nos figuramos qué hacer.

...

Resolvemos.

...

Podemos estar.

...

Las previsiones son claras.

...

Nos dejamos llevar por el día.

Juan T.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Nos entendemos

Nos vamos a la Luna.

...

Seguimos.

...

Estamos en la mejor onda.

...

Nos sonreímos.

...

Vayamos a vivir.

...

Nos entendemos.

Juan T.

Aguarda el milagro de la vida

Distingamos cuanto es con una fórmula que funciona. Nos hemos de detener en los tiempos más controlados. Nos daremos una emoción infinita.

Concertemos los buenos hábitos con unas quimeras que nos atraerán en noches de Luna. Hemos podido modificarnos para mejor.

Los anhelos contrastan. Hemos dado con los toques maestros. Nos diseñaremos con normas de oro. Aclamamos cuanto aparece, cuanto llega. Estamos bien, y eso es importante.

Diferenciamos y damos con los destellos que insertan las más brillantes razones con los más óptimos criterios. Resolvamos las vacilaciones de otras eras, y continuemos con el milagro de la vida, que aguarda, siempre aguarda.

Las expresiones de antaño nos llevan por caminos de figuraciones transparentes. Nos hemos devuelto la creencia en nosotros mismos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Creamos desde el amor

Arriesgamos
en el amor controvertido,
que se conforma bien,
que continúa
con avisos que tienen estilo.

Nos damos impresiones
con las que aparecer
desde emociones sinceras.

Desgranamos la existencia,
y nos vemos en ella,
y somos otra vez,
con presentimientos que disponen
el porvenir, el mejor futuro.

Nos tendremos por siempre
con una finitud
que provocará,
y en ella seremos afirmativamente.

Creamos el día,
y lo hacemos desde el amor.
La apuesta es segura.

Juan Tomás.

El mejor plan

Colaboramos.

...

Nos introducimos en el mejor plan.

...

Todo cuanto toca sigue.

...

Nos hemos dicho que es posible.

...

Nos iremos dibujando con reglas de oro.

...

Todo está donde debe.

...

Nos comunicamos.

...

Los sellos funcionan.

...

Nos agarramos al mejor plan.

Juan T.

Vivirnos

Todo se dispensa con besos.

...

Mejoramos.

...

Podemos hablar y sentir.

...

Nos preguntamos.

...

Nos reforzamos con deseos.

...

Vamos a vivirnos.

Juan T.

Estemos otra vez

Preferimos estar.

...

Nos hemos dicho que podremos.

...

La vida sigue.

...

Nos hemos dado noches que son lunas.

...

Las emociones continúan.

...

Estemos otra vez.

Juan T.

Ya estamos

Vivo en ti.

...

Me realizas nuevamente.

...

Refrescas mi ambiente.

...

Te diré que sí.

...

Nos damos preferencias con las que crecer.

...

Ya estamos.

Juan T.

Hemos decidido

Contestamos.

...

Nos influenciamos.

...

Te diré otra vez. Eres novedad.

...

Generas paciencia.

...

Te admiro mucho.

...

Hemos decidido.

Juan T.

Sin fondos

Conformamos la realidad.

...

Vamos a vivir.

...

Nos situamos bien.

...

Nos resaltamos mucho amor.

...

Nos tocamos sin fondos.

Juan T.

Canta la vida

Vayamos de nuevo.

...

Nos queremos del todo.

...

Somos porque sí.

...

Nos insertamos en la misma querencia.

...

Nos destacamos amores.

...

Canta la vida.

Juan T.

martes, 27 de mayo de 2014

Continuar con el amor

Nos congratulamos por cuanto ocurre por un universo que cargamos de buenas razones. Vayamos hacia el mar que nos aclara algunos conceptos.

Sepamos que los honores nos hacen llegar con sinceras realidades. Nos superamos. Las causas están donde deben.

Los ideales nos han de otorgar beneficios que ya nos invitan a superar las dudas. Hemos hallado motivaciones singulares.

Nos reponemos. Hemos sugerido una vuelta al inicio de los buenos tiempos, de los más bellos. Nos proponemos querernos.

Hablemos de mucho amor, de todo el cariño posible, de continuar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Mi seña de identidad

Te abrazo,
y me curo en este día
que previene
con entusiasmo,
con recuerdos que llegan
desde una juventud
que expresa
cuanto es y tiene algo de sentido
teniendo como base el amor.

Nos empeñamos
en esos anhelos que divierten
y prometen llegar
donde la vida tiene su origen.

Sabemos lo que queremos.
Nos hemos enamorado,
y eso, además de un milagro,
es un quehacer extraordinario.

Eres ya mi seña de identidad.

Juan T.

Instante apasionado

Nos subimos al barco del cariño.

...

Nos aglutinamos.

...

Todo aparece cuando es menester.

...

Nos replanteamos experiencias nuevas.

...

Vamos. Seguro.

...

Nos fundimos en ese instante apasionado que nos unirá para siempre.

Juan T.

Fines en sí mismos

Nos haremos caso de nuevo.

...

Los sentimientos son profundos.

...

Nos damos los buenos días.

...

Los deseos se cumplen.

...

Hemos hablado de ir.

...

Nos fines se insisten en sí mismos.

Juan T.

Momento serio

Medimos el deseo.

...

Nos proponemos ser en lo ideal.

...

El tren nos trae: hoy nos trae.

...

Figuramos bien.

...

Nos destacamos presentimientos que haremos realidad.

...

Nos dibujamos un momento serio.

Juan T.

Razones de amor

Presentemos todo.

...

Nos adecuamos.

...

Nos mostramos con todo el amor posible.

...

Tengamos la fiesta en el punto ideal.

...

Nos haremos caso. Podemos vivir.

...

Debemos darnos razones de amor.

Juan T.

Optimizamos

Señalemos.

...

Nos indicamos los mejores caminos.

...

Hay unión.

...

Nos fomentamos qué hacer.

...

Los resortes son estupendos.

...

Nos optimizamos.

Juan T.

Recreo

Nos agotamos.

...

Preñamos el día de buenos hechos.

...

Nos comentamos con aires de juventud.

...

Nos damos anhelos básicos.

...

Recreamos lo más hermoso.

Juan T.

Creemos

Pedimos llegar.

...

Nos damos un aviso de amor.

...

Nos conformamos con gusto.

...

Nos place vernos.

...

Estamos listos para ser.

...

Creemos en nuestro amor.

Juan T.

lunes, 26 de mayo de 2014

Llega la ocasión: disfrutemos

Sugieres estancias nuevas con las que seguir hacia delante. Nos hemos de preparar para estar donde sea preciso con menesteres nuevos.

Nos ubicaremos de manera oportuna con unas reglas de intereses no vacíos. Nos haremos mucho caso. Salgamos.

Todo cuanto nos recree en el futuro nos podrá dar una emoción más que sincera. Simpaticemos. Nos haremos mucho caso con resortes que sorprenderán.

Nos debemos a los universos que calman y pactan algunas escuelas con unas preferencias de serenas quietudes. Hagamos que todo funcione.

Las premisas nos han de dar una oportunidad para amar. Nos debemos propiciar una vuelta más. Nos prepararemos en cuanto podamos. La vida, recordemos, es esa ocasión que, cuando menos lo esperamos, llega. Disfrutemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Arreglamos los corazones

Generamos ese todo
que nos alimenta
desde el inicio
de unos tiempos que fueron.
Amamos.

Nos conformamos en la realidad
que nos atiende.
Hemos adecuado los discursos.
Somos por siempre,
otra vez, de modo decidido.

Nos prestamos amor
sin agotamientos, dando,
siendo, progresando,
intentando que las cuestiones básicas
lleguen donde deben.

Nos proporcionamos
toda la fuerza posible.
Arreglamos los corazones.

Juan T.

Hay esperanza

Nos agasajamos con recuerdos que están donde deben. Nos apropiamos. Nos pedimos mucho. Nos preparamos.

Todo es en la noche que nos dictará qué hacer entre buenos tiempos que nos maravillan en y con cuestiones principales.

Hemos aterrizado con volúmenes claros. Nos agotamos. Nos insertamos con respuestas que son. Nos presentamos con anhelos.

Hemos supuesto mucho. Nos rememoramos con variaciones que son. Nos insistimos con devoluciones diáfanas. Nos fijamos.

Acudamos a las citas de amor, que nos han de dar lo mayúsculo. Sepamos todo. Nos hemos de construir. Hay esperanza.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Fermenta la vida

Nos aconsejan.

...

Fomentemos los anhelos.

...

Nos hemos recordado.

...

La vida nos sigue.

...

Nos obtenemos con recuerdos nuevos.

...

Fermenta la vida.

Juan T.

Maravillas quietas

Nos avanzamos.

...

Recordemos con reflejos claros.

...

Todo va siendo.

...

La vida nos sigue.

...

Nos aventuramos con maravillas quietas.

Juan T.

Seremos

Imaginamos.

...

Nos preñamos de emotividad.

...

Gestemos todo.

...

Es.

...

Nos agotamos con recuerdos vivos.

...

Seremos.

Juan T.

Nos importamos mucho

Generemos lo extraordinario.

...

Vivamos con prontitud.

...

Todo aparece cuando debe.

...

Nos valoramos.

...

Llegamos a ser.

...

Nos ensalzamos.

...

Tocamos buenos planos.

...

Nos importamos mucho.

Juan T.

Todo es

Pensemos.

...

Toquemos donde sea menester.

...

Nos agregamos.

...

Solicitamos tiempo.

...

Nos besamos.

...

Nos recogemos.

...

Todo es.

Juan T.

Procuramos la felicidad

Nos organizamos.

...

Somos diestros.

...

Pedimos cariño.

...

Nos acercamos.

...

Procuramos la felicidad.

Juan T.

Nos amaremos

Generamos más.

...

Nos deseamos vivir.

...

Todo prosigue con amor.

...

Nos aupamos.

...

Nos amaremos.

Juan T.

Un deseo

Juremos espacios.

...

Nos agasajamos.

...

Nos prevenimos.

...

Tomemos todo.

...

La vida es amor.

...

Nos fertilizamos con buenos instantes.

...

Las noches son días.

...

Nos regalamos un deseo.

Juan T.

domingo, 25 de mayo de 2014

Actuamos

Resulta todo lo interesante con anhelos que vamos cumplimentando. Nos deseamos lo mejor con causas que nos van poniendo premisas con las que avanzar.

Nos damos reglas que previenen con fines que nos otorgan beneficios y claridades con las que progresar. Vamos. Seguro.

Nos quedamos donde todo tiene su sentido diáfano; y nos proponemos caminos con los que aventurar apuestas de inclinaciones no convencionales.

Tendremos que estar donde pueda ser. Nos presentamos y nos prevenimos. Hemos averiguado lo que podrá ser.

La esperanza nos regala instantes apasionados y poco crispados. Seamos importantes desde el anonimato de nuestras pretensiones. Actuamos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Leyenda

Construyamos las emociones
con actos sinceros,
dando lo mejor de nosotros mismos,
fomentando la paz
y agotando las ausencias
para sustituirlas por amor.

Seamos sentimientos reales
con fórmulas de campeonatos anónimos.
Vivamos el fragor
del anhelo básico, de la intención
que es, de lo que nos merece la pena.

Las premisas del partido
han de animar los tiempos
que vivimos, excelentes,
en los que no deben faltar las fuerzas.

Mantengamos el guión,
pero seamos ágiles
para improvisar besos y objetivos
que no han de tener espera.

Nos acariciamos:
ya sabemos cuanto aguarda.
Hay fe en este nuevo día,
que pasará a la historia.
Seremos más que una leyenda.

Juan T.

Solicitamos estar

Soñemos.

...

Hemos de girar con firmeza hacia el amor.

...

Nos dedicamos a vivir.

...

Nos escuchamos.

...

Atendamos las pláticas más hermosas.

...

Nos solicitamos estar.

Juan T.

Todo va ocurriendo

Reforcemos.

...

Nos inspiramos.

...

Hemos hallado lo mejor.

...

Tendremos que contemplar las luces de los mejores rostros.

...

Nos sabemos bien.

...

Nos formamos.

...

Todo va ocurriendo.

Juan T.

Lo que fue volverá

Nos ponemos en contacto.

...

Rescatamos ese todo que es.

...

Nos aproximamos a los buenos hábitos.

...

Vayamos por siempre.

...

Generemos fines.

...

Lo que fue volverá.

Juan T.

Criterios

Nos rodeamos de deseos.

...

Nos queremos mucho.

...

Todo es.

...

Nos deseamos.

...

Volcamos los buenos hechos.

...

Nos destacamos.

...

Nos quitamos. Somos.

...

Hemos hallado criterios.

Juan T.

Madrugamos

Nos damos buenas impresiones.

...

Cuesta.

...

Nos adelantamos.

...

Sepamos que podemos.

...

Nos hechizamos.

...

Nos figuramos con claridad.

...

Madrugamos para ser felices.

Juan T.

Somos conciencia

Nos generamos contrastes.

...

Vamos a ir.

...

Nos sostenemos con cariño y caricias.

...

Hemos topado con el mejor deseo.

...

Nos anunciamos buenos instantes.

...

Nos edificamos en segundos.

...

Estamos en el más óptimo juego.

...

Somos conciencia.

Juan T.

La vida es amor

Resulta bien.

...

Nos subrayamos el objetivo básico.

...

Nos citamos.

...

Veremos.

...

Nos damos opciones.

...

Ya es.

...

Mantenemos el momento.

...

Ya estamos donde deseamos.

...

La vida es amor.

Juan T.

Metas

Nos elegimos con planteamientos claros, y, sobre todo, con besos.

...

Abrimos. El corazón es único.

...

Nos destacamos anhelos.

...

Resulta bien.

...

Nos pensamos.

...

Nos presentamos con fines.

...

Nos otorgamos mejores metas.

Juan T.

Nos superamos

Mediamos.

...

Nos dirigimos al deseo.

...

Estamos con un sí que abruma.

...

Nos recordamos.

...

Pensemos en estar donde debemos.

...

Cuadramos.

...

Nos superamos.

Juan T.

sábado, 24 de mayo de 2014

Te veo

Dibujo ese compromiso
que es avance
con lectura de amor.

Nos alentamos
para dar con el traje de una memoria
que nos insistirá
con reglas de cariño sincero.

Vayamos hacia el mar
de una sensación útil.
Podemos quedarnos
donde sea menester,
y poco a poco hemos de progresar
en una estimación que es cariño
con el que cimentar
nuestras existencias,
que todo lo dan.

Diseño el momento,
y te veo.

Juan Tomás.

Estamos a tiempo

Rescatamos la memoria, y somos en ella, a través de sus vericuetos, procurando avanzar hasta ese límite donde nos conocemos.

Resolvemos las incógnitas y nos proponemos estar a la altura de mil circunstancias, con las que viajamos de manera confortable.

Nos encariñamos con el devenir de una etapa que nos expresa lo mejor de sí misma. Nos hemos de emparentar con el fin intrínseco de cada día.

Aportemos la fe en lo que hacemos, en los demás, desde la convicción de que podemos resolver los conflictos en paz.

No vivamos en la contradicción, que todo pasa en un santiamén; y, cuando nos damos cuenta, escasean los segundos para rectificar. Hoy nos tenemos. Estamos a tiempo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Te presiento

Nos vale.

...

Nos quitamos las piedras del camino.

...

Nos contemplamos con aires de juventud.

...

Podemos vivir la estancia.

...

Renovamos con paciencia.

...

Nos queremos mucho.

...

Es bastante.

...

Te presiento.

Juan T.

Abrazamos el destino

Cuéntame tu verdad.

...

Nos encariñamos.

...

Nos brindamos paciencia.

...

El cariño lo es todo.

...

Nos subimos al barco del deseo.

...

Nos hacemos caso en el mejor de los sentidos.

...

Abrazamos el destino.

Juan T.

Vemos todo

Es.

...

Vamos por la vida.

...

Nos queremos.

...

Nos vamos a desear.

...

Nos inmiscuimos.

...

Los diseños serán.

...

Nos amansamos.

...

Nos dibujamos los más grandes tesoros.

...

Vemos todo.

Juan T.

Mejoras

Nos suponemos.

...

Estemos listos.

...

Nos iremos reciclando.

...

Exprimamos el futuro.

...

Hemos de calmarnos.

...

Todo será.

...

Ya vale.

...

Nos hacemos felices.

...

El día nos ofrece mejoras.

Juan T.

Hacia el mar

Vivimos el mejor dictamen.

...

Nos pensamos.

...

Todo va donde debe.

...

Nos importamos, y lo demostramos con hechos.

...

Nos topamos con la realidad, y nos satisface.

...

Hemos hallado buenos motivos.

...

Nos recogemos.

...

Los aires son extraordinarios.

...

Vayamos hacia el mar.

Juan T.

Conformamos la realidad

Abogo por ti.

...

Nos sonreímos.

...

Pedimos estancias arregladas.

...

Vayamos para conocer.

...

Nos animamos a vernos.

...

Todo sigue.

...

Nos impresionamos.

...

Adelantamos los pasos.

...

Conformamos la realidad.

Juan T.

Por vosotros, este día

Comienza a ser, el de este año, un período de ausencias. Sin hacer balances, debo decir que muy mucho se ha marchado, sobre todo en el ámbito inmaterial, en lo intangible, en cuanto a sentimientos. Uno descubre lo que merece la pena, lo que le ha otorgado la felicidad, lo que la ha disipado igualmente, cuando pasa por trances más o menos esperados, más o menos dolorosos, más o menos empáticos con la realidad circundante.

El destino nunca es caprichoso. Es lo que es: duro y afable en función de los resultados, y, fundamentalmente, de las circunstancias, que nos hacen ver lo que acontece con unos ojos u otros.

Dos pilares como las columnas de Hércules se han marchado recientemente de este Valle, y han supuesto sendos mazazos en un escenario que, aunque previsible, nos ha hecho tambalear. No obstante, seguimos adelante por ellos, con su ejemplo, porque siempre los recordaremos con una sonrisa, con mucho amor y por una entrega a los demás que supera utopías y tópicos.

Sé positivamente que siguen ahí, que ahí continuarán, con su calor, con su ternura, con su conocimiento, a través de sus hechos. Es una suerte estar vivos y poder compartir lo aprendido con los seres queridos, con los que nos marcaron el camino, que de algún modo nos acompañan también. A ellos, a su esfuerzo, a la voluntad que nos legaron, a los anhelos de superación, a los que nos aman, a los que persisten ante la adversidad, a quienes en todo momento brindan una palabra amable y una sonrisa, les dedico el día de hoy. Sé que no les puedo fallar, y no lo haré.


Juan TOMÁS FRUTOS.

viernes, 23 de mayo de 2014

Hemos dado

Nos reiteramos.

...

Nos encontramos.

...

Vamos para ser.

...

Nos consentimos.

...

Hemos aplicado términos.

...

Llamamos donde debemos.

...

Hemos dado.

Juan T.

Nos libera el amor

Nos daremos el agua
que será vida
con un beso eterno
y más que querido.

Sepamos
que las historias de antaño
son posibles
con la amistad más densa.

Nos regalaremos cuanto sea preciso
en un universal de pronósticos
estimados y únicos.

Hallaremos la base
que nos brindará efectos
para llegar cuanto antes.

El amor nos libera.

Juan T.

Bondad

Resolvamos los planteamientos y dediquemos todo el tiempo posible. Sepamos. Nos iremos con la música a la mejor parte.

Los deseos han de ser cumplimentados con recuerdos nuevos. Analicemos todo, y más. Las historias nos consolidarán.

Nos hemos de demorar con raíces profundas que nos recreen. Nos devolveremos lo innecesario para fomentar la amistad. Vayamos hasta lo nimio.

Nos hemos de poner donde toca. Nos ubicaremos bien. Ya estamos en el momento exacto. Nos debemos otorgar mucho.

Nos definiremos con recuerdos de pura bondad. Nos haremos mucho caso. Seguro que será.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Podrá ser

Pidamos.

...

Nos conmovemos.

...

Estemos todo lo bien que podamos.

...

Nos asumimos con recreos.

...

Nos volcaremos en ser.

...

Dime que podrá ser.

Juan T.

Es la vida

Nos animamos.

...

Nos declaramos entre amores nuevos.

...

Somos por siempre.

...

Nos damos una versión ideal.

...

Nos generamos un anhelo.

...

Hemos sido. La vida es.

Juan T.

Se comparten

Pidamos establecer todo.

...

Nos recreamos.

...

Decidimos.

...

Nos asomamos al deseo.

...

Te siento mía.

...

Asiento.

...

Las alegrías se comparten.

Juan T.

Mi ser

Miro hacia delante.

...

Calculamos.

...

Nos determinamos.

...

Consumimos.

...

Nos hemos sugerido regresos.

...

Ya estamos listos.

...

Te insisto en mi ser.

Juan T.

Valentías

Suscitamos alegrías.

...

Nos conmovemos.

...

Estamos muy bien.

...

Nos aparecemos con hermosuras.

...

Crecemos y creemos.

...

Nos damos valentías.

Juan T.

Llega la existencia

Nos consolidamos.

...

Nos invertimos.

...

Nos ahogamos, pero somos felices.

...

Nos construimos.

...

Vemos.

...

La existencia llega.

Juan T.

Oportunidad

Sé que esperas.

...

Nos marchamos.

...

Veremos en otra ocasión.

...

Hay suficiente fe.

...

Nos miramos con alegría.

...

Expresamos la compañía.

...

Nos dedicamos lo mejor: el tiempo.

...

Vivimos de nuevo.

...

Otra vez sabe a oportunidad.

Juan T.

jueves, 22 de mayo de 2014

Por nuestro nombre

Nos pedimos querencias nobles que nos allanen el camino con el que queremos correr en paz. Nos deseamos con todo.

La vida es una cuenta con la que nos ansiamos. Nos resaltamos lo idóneo. Hemos dado con la salubridad más querida.

Estemos sin problemas donde el momento es claro. Hemos seguido por doquier con normas que nos entroncan con las raíces de las soluciones.

Nos hemos de definir con la causa más hermosa, con los elementos que aclararán hacia dónde marchar con unas insinuaciones lindas. Nos hermoseamos.

Nos debemos ganar con las causas que nunca olvidaremos. Los conceptos nos llamarán por nuestro nombre.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Me justificas

Ordenamos la vida
con un beso
que nos tranquiliza.

Nos invitamos
a una normalización de los deseos
que sentimos.

Hacemos caso
del destino que nos procura
seguir en paz.

No todo es,
pero será cuando podamos
asumir las transformaciones
que nos corrigen
en cuanto puede ser.

Es el sueño cumplido:
eres tú.

La vida es amor,
y en ti lo sé.
Me justificas.

Juan T.

Ingenio

Nos aclaramos.

...

Las causas siguen.

...

Nos establecemos.

...

Rescatemos los buenos fines.

...

Nos deseamos.

...

Vamos para ser nosotros mismos.

...

Nos proporcionamos ingenio.

Juan T.

Premisas definitivas

Se torna la vida.

...

Estemos en paz.

...

Todo prosigue.

...

Nos llenamos.

...

Nos invitamos a ser.

...

Las premisas son definitivas.

Juan T.

Declaración y abrazos

Los fines son.

...

Te quiero mucho.

...

Los avisos me sirven.

...

Te estimulo con mi entrega total.

...

Hoy nos declaramos.

...

Los abrazos nos eternizan.

Juan T.

La vida continúa

Compartimos.

...

Nos anhelamos.

...

Resolvemos con modelos que son besos.

...

Nos adecuamos con reglas que comprendemos.

...

Hemos estado.

...

La vida continúa.

Juan T.

Nos insistimos

Hay música.

...

Nos pedimos querer.

...

Rompemos, y somos.

...

Nos centramos.

...

Resolvemos ejemplos.

...

Llegaremos donde sea menester.

...

Nos pedimos estancias y reciclajes.

...

Nos aparecemos.

...

Nos insistimos.

Juan T.

Todo es posible

Restauramos el deseo.

...

Amemos.

...

Nos consolidamos.

...

Nos adecuamos.

...

Resolvemos algunas dudas.

...

Nos declaramos en amistad permanente.

...

Todo va siendo.

...

Las historias son.

...

Declaramos espacios entre voluntades queridas.

...

Nos miramos a la cara.

...

Todo es posible.

Juan T.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Entrega

Amar es sentirnos,
es vivir,
es crear, es seguir,
es poder, es asumir,
es alentar,
es presentarnos idealizados,
es continuar hasta la cima,
que nos hará compartir
el éxito de la felicidad.

Amar es creer,
fundamentalmente en nosotros mismos
como exponentes de un futuro
que nos embriagará
en cuanto sea menester.

Podemos dar con las teclas
de una felicidad creativa
gracias al amor.
Con él,
tendemos en esa defensa cariñosa
que asumimos
para poseernos y para ser
entre anhelos, en el cariño sincero,
con altruismo, con entrega inmediata.

¿Nos sentimos?

Juan T.

Hemos dado

Nos reímos.

...

Estamos muy alegres.

...

Nos las arreglamos bien.

...

Nos insertamos en la realidad misma.

...

Nos ponemos simpáticos.

...

Nos preparamos para amar.

...

Nos aglutinamos.

...

Tendremos que estar.

...

Nos pedimos estancias regladas.

...

Hemos dado con lo más destacado.

Juan T.

Entrenamos

Nos calmamos.

...

Nos quitamos las sombras.

...

Nos apetece ser.

...

Todo continúa.

...

Hemos dado con las principales teclas.

...

Nos serenamos.

...

Entrenamos.

Juan T.

Nos ilusionamos

Mereces lo mejor.

...

Nos creemos.

...

Hemos tomado el entusiasmo más deseado.

...

Nos insertamos en la nueva realidad.

...

Nos estimulamos.

...

Todo se entiende.

...

Ya es el día.

...

Nos ilusionamos.

Juan T.

Otra vez

Nos anochece con dulzura.

...

Suena tu música.

...

Alzamos los anhelos.

...

Sorprendes.

...

Me entusiasmas con mucho amor.

...

Nos deseamos otra vez.

Juan T.

Amemos

Soy.

...

Todo aparece bien.

...

Nos congregamos.

...

Nos felicitamos.

...

Amemos.

Juan T.

Compartir la sorpresa

Iré.

...

Nos mostramos con naturalidad.

...

Te expreso mi ser.

...

Nos convocamos al deseo.

...

Nos hallamos.

...

Hemos dado todo.

...

Generemos espacios de amor.

...

El día es para todos.

...

La sorpresa se comparte.

...

Nos tenemos, y mucho.

Juan T.

martes, 20 de mayo de 2014

La dicha que pretendemos

Debemos estar con recreos nuevos. Nos alimentaremos con afán. Todo podrá ocurrir. Los alimentos nos llevarán donde es.

Generemos emotividades. Nos aclararemos con activas intenciones de una calma que aparece con recreos sinceros.

Nos podremos sobrevivir con unos anhelos de puntuales dichas. Tendremos que presentarnos. Todo ocurrirá cuando sea preciso.

Nos agotaremos y nos daremos un sí. Nos hemos de cuestionar con previsiones de cariño. Nos deberemos a los alimentos más hermosos. Nos querremos.

Los anhelos nos indicarán qué desarrollar. Los conceptos serán básicos para afrontar la dicha que tanto pretendemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Amaré

Amaré cuanto dices,
lo que hagas,
y seguiré con un elemento
que nos aclare
qué hacer en cada momento.

Nos elevaremos
con y sin plegarias
y dispondremos
cuanto aparece con un tono
medio mágico,
el del amor que nos profesamos,
que compartiremos
hasta el fin del mismo universo,
que transformaremos
en sentimientos,
en querencias, en ese todo
que nos aclarará qué formular.

Amaré más y más,
y todo quedará dicho.

Juan T.

Reportes nuevos

Nos utilizamos.

...

Nos convenimos.

...

Nos embarcamos en la levedad.

...

Todo aparece cuando debe.

...

Nos ubicamos con todo el mimo posible.

...

Te creo con reportes nuevos.

Juan T.

Te aclaro

Reformo mi ser.

...

Nos llamamos.

...

Somos con todo el deseo.

...

Nos aproximamos.

...

Te diré que es necesario. Posible también.

...

Nos informamos.

...

Te aclaro.

Juan T.

Deseos serenos

Nos agotamos.

...

Nos predicamos.

...

Hemos dado señales.

...

Nos generamos mucho.

...

Todo sigue.

...

Nos planteamos qué hacer.

...

Serenamos los deseos.

Juan T.

Creencias nuevas

Vamos.

...

Nos quedamos.

...

Situamos todo bien.

...

Nos envolvemos de paciencia.

...

No todo es.

...

Nos aconsejamos.

...

Presentamos las creencias nuevas.

Juan T.

Nos iniciamos

Reiteramos.

...

Nos damos todo.

...

Nos agasajamos.

...

Nos movemos hacia el momento inicial.

...

Crecemos.

...

Nos pedimos estancias reiteradas.

...

Nos iniciamos.

Juan T.

En el momento

Amar es ilusión.

...

Nos elevamos al deseo.

...

Nosotros, juntos, somos.

...

Nos disponemos a vivir.

...

Nos hallamos entre anhelos básicos.

...

Te siento con un sí de creencia máxima.

...

Los sentimientos son densos.

...

Ahondamos en el momento.

Juan T.

lunes, 19 de mayo de 2014

Más y más

Nos reforzamos.

...

Vamos a vernos.

...

Estemos todo lo bien que podamos.

...

Nos asistimos con recreaciones.

...

Nos diremos que es posible.

...

La existencia es pura plenitud.

...

Nos engarzamos en el planteamiento más sereno.

..

Nos tenemos que amar más y más.

Juan T.

Un poco de todo

Resolvamos los momentos con unas cautelas que nos ofrezcan hacer lo mejor de lo mejor. Nos debemos al universo que nos gana.

Tomemos los instantes de pasión con una garantía que nos brinde momentos más estimulantes. Nos unimos al futuro. Llegaremos cuando sea menester.

Ganemos las suficientes oportunidades. Podemos seguir con una garantía de presente entre porvenires de amores suficientes.

Nos comentamos qué realizar. Nos insistimos con los resortes más claros. Nos estimamos con criterios. Ya hemos tocado la dicha.

Asumiremos, porque de esta guisa debe ser, que nuestra etapa se basa en vivir en paz, en tenernos, en ser, en querernos mucho. La existencia es un poco de todo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Muy felices

Superamos las estadísticas
y nos mostramos
con todo el amor posible,
con registros de purezas
que nos encienden
con besos y abrazos.
Los días son nuestros,
nos pertenecen.

El corazón nos une
por siempre, con un sí de avances
que progresan
con intereses seculares.
Ya sabemos estar:
nos ubicamos bien,
donde debemos, con afirmaciones.

Nos aplaudimos
con hechos que son
y que llegan
hasta donde deben,
con una inversión real
en nuestras vidas,
que siguen adelante en conjunción.

Nos queremos
con promesas que cumpliremos.
Ya estamos en marcha.
Seremos muy felices.

Juan T.

En forma

Nos abastecemos.

...

Nos volvemos.

...

No hay demora.

...

Te creces en mí.

...

Nos destacamos.

...

Ya estamos en forma.

Juan T.

Te experimento

Nos tomaremos.

...

Nos rescatamos.

...

Volvemos.

...

Nos detenemos para besarnos.

...

Te creo.

...

Hemos ponderado un abrazo.

...

Te experimento.

Juan T.

Nos ofrecemos vivir

Nos aceptamos.

...

Hemos dado todo.

...

Generemos qué hacer.

...

Nos resolvemos.

...

Todo será cuando deba ser.

...

Nos ofrecemos vivir.

Juan T.

Te diré que podemos

Me rescatas.

...

Te entiendo bien.

...

Todo es en la razón.

...

Creo en ti.

...

Me ofreces cariño.

...

Te alzas.

...

Te diré que podemos.

Juan T.

Demos todo

Nos convencemos.

...

Podemos ser.

...

Nos apropiamos del deseo.

...

Nos complacemos.

...

Demos todo.

Juan T.

Nos unen los elementos

Seremos.

...

Hoy todo es formidable.

...

Nos damos grandezas.

...

Nos comentamos.

...

Seremos por siempre.

...

Nos gustamos.

...

Todo va ocurriendo.

...

Los elementos nos unen.

Juan T.

domingo, 18 de mayo de 2014

Ofertas maravillosas

Somos entre consejos.

...

Nos fomentamos el deseo.

...

Nos frecuentamos.

...

Nos anochece, pero somos.

...

Figuramos donde debemos.

...

Los pronósticos son buenos.

...

Tendremos que ir.

...

Nos damos ofertas maravillosas.

Juan T.

El precio de la vida

Conviene recordar, porque así es, que una vida no tiene precio. Es evidente que vale todo el oro del mundo, si fuera el caso. Sí, es una forma de hablar, pero en el sentido de esta expresión se alberga la realidad de que no podemos jugar con nuestras existencias en función de parámetros economicistas. No, rotundamente no.

Un responsable de un laboratorio, pero podríamos poner otros ejemplos, ha confesado recientemente que lo suyo es un negocio. No niega su carácter vocacional, pero reconoce que la premisa es ganar dinero, y lo ganan a cuenta de sanar, o de intentar curar, o de paliar daños, o de mejorar, más bien, la estancia terrenal de los seres humanos. Al llevar a efecto esto en base a obtener un beneficio “contante y sonante”, dejamos en el otro lado de ese planteamiento a miles, a millones de personas, también seres humanos, como aquellos que tienen “riquezas”, que no pueden consumir esos medicamentos que contribuyen a una transformación positiva.

Alguien dirá, con simplicidad, que es la vida, que es el panorama social, que es lo que hemos hecho entre todos. Hay razones para decir esto, pero también es cierto que este modelo de crecimiento carece de suficiente caridad.  Escuchábamos, y veíamos, en “Las sandalias del pescador”, que, aunque tengamos todas las riquezas del mundo, aunque habláramos todos los idiomas posibles, si nos falta amor, nada poseemos. Así es. Cuando pensamos exclusivamente en lo crematístico es que nos falta mucho cariño. Mediten, meditemos.

Hay insuficientes valores en aquellos que se procuran un ánimo de lucro sin pararse a pensar en los que se quedan en el camino cuando afortunadamente contamos con remedios para afrontar algún problema. Las industrias se introducen en dinámicas y metodologías, en sendas inhóspitas, que pueden y son lícitas, esto es, pretenden su supervivencia, su continuidad, pero, en paralelo, deben contemplar y defender que la medida de todo es lo humano, la preservación de la humanidad misma. Es nuestro objetivo antropológico.

Todos sabemos que hay medicinas que valen demasiado, protocolos que nos superan por sus fauces financieras, y tratamientos que disparan sus cifras tanto que ponen en riesgo el utilizarlos o no, el que los empleemos para mantener vidas: éste habría de ser (reiteremos, por favor) su objeto primordial, y no ganar dinero, que también, pero en segundo término.

Hay que mudar, sin duda, la hoja de ruta. Si algunos medicamentos han de pagarse en un más largo plazo, habrá que tomar medidas en esa dirección. Estamos poniendo (si pensamos como el Consejero Delegado del Laboratorio que no hemos mencionado) en riesgo vidas humanas y el sostenimiento de un planteamiento universal que no se fundamentaba en números sino en la supervivencia personal y colectiva. Al menos, eso pensábamos.

Algo más que costes

Por otro lado, si queremos hablar de cifras y de estadísticas, pensemos que es bastante más costoso el embrutecimiento del sistema que sólo piensa en ganar dinero por los costes del comportamiento social que se brinda en otros frentes, esto es, en otros menesteres. Además, no sabemos si muchas de las personas que no saldrían adelante por ser tratadas como números podrían haber aportado (seguramente sí) un bien intangible que obviamente nos perdemos también. Como dice Eastwood en “Sin perdón”, cuando no permitimos vivir a alguien le quitamos cuanto es y cuanto podría haber sido. Eso lógicamente es un perjuicio individual y societario. Estos parámetros, por desgracia, no se suelen tener presentes.

Somos almas, como quiera que las entendamos; somos corazones; somos ideas, recuerdos, actualidad, futuros; somos amor. También somos genéticas, y nos mostramos cada día como herederos de unas personas que se esforzaron para que estuviéramos aquí de la mejor manera posible. Les debemos el respeto de conformarnos con dignidad, y de tratarnos con la suficiente estima, desde el afán de ser mejores con nosotros y con los demás.

Predicar el amor es algo más que una frase. Por las obras, por el quehacer de cada jornada, se nos conoce, y, asimismo, por lo que no afrontamos. En salud, como en educación, todo es poco. El freno del dinero o la búsqueda obsesiva de él pueden acarrear mucho dolor. Así sucede, y así, entiendo, debemos verlo. Ahora tocaría pactar entre todos, sin polémicas estériles, cómo llegar al bien común. Queremos decir de todos.


Juan TOMÁS FRUTOS. 

Fermentar la dicha

Utilicemos la vida en todas sus facetas para rentabilizar las delicias más queridas, las que nos ofrecen fórmulas mágicas para avanzar.

Nos hemos de procurar unos fines que son, han de ser, en los momentos más señeros. Nos haremos caso con recuerdos que desarrollaremos más y más en el futuro.

Nos regalaremos la magia del amor, de la bondad de compartir cuanto tiene sentido. Demostremos los cariños que nos elevan con sensaciones alternativas y sugerentes, con paciencias, con señales de suaves posiciones.

Nos debemos acoplar de manera ideal, permanente y con la constancia de un anhelo que nos permitirá avanzar sin mirar el pasado, salvo para aprovechar la experiencia y no repetir errores.

Figuremos en los puntos cruciales con el propósito de progresar en el partido de la existencia. Pongamos remedio al objetivo de ser, y demos con la dicha, que hemos de fermentar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

En el deseo

Eres lo mejor.
Te has convertido.
Sabía que llegarías,
y para ello, para ti,
estaba preparado,
o eso creo.

Nos imaginamos
deseos cumplidos
aún antes de desarrollarse.
Eres la elección
más generosa, la bondad
que me transporta
con imágenes que lucen
en el lugar más hermoso:
lo es por ti.

Eres lo mejor,
y ya comienzas a demostrarlo.
Funciona, te digo,
la receta y sus ingredientes.
Ya estás en el deseo.

Juan T.

Permanecemos

Nos establecemos.

...

Salimos adelante.

...

Repercutimos entre favores.

...

Salimos bien.

...

Nos comentamos los hechos.

...

Todo acude a su sitio.

...

Permanecemos.

Juan T.

Demostramos fe

Nos hacemos vivir en lo corriente.

...

Nos descubrimos.

...

Nos pedimos estancias diáfanas.

...

Nos valoramos.

...

Nos aprobamos.

...

Generemos deseos de paz.

...

Todo sigue entre buenos pronósticos.

...

Nos demostramos fe.

Juan T.

Podemos vivir

Me has enseñado a amar.

...

Nos impulsamos.

...

Hemos dado con el todo.

...

Los elementos nos prometen seguir.

...

Nos conceptualizamos.

...

Señalamos qué hacer.

...

Podemos vivir.

Juan T.

Nos componemos

Nos rehacemos.

...

Hemos asegurado procesos.

...

Nos comunicamos.

...

Eres clara.

...

Nos damos lo más.

...

Nos poseemos.

...

Ya damos con la clave.

...

Nos componemos.

Juan T.

sábado, 17 de mayo de 2014

No paremos

Somos diestros en el cariño, que nos enseña.

...

Nos reflejamos.

...

Nos escuchamos.

...

Nos necesitamos.

...

Nos destacamos lo mismo.

...

Nos animamos para ser nosotros.

...

No paremos.

Juan T.

Disfrutemos

Dedicamos la memoria
a recuerdos que nos hicieron felices,
y dejamos, así,
que el tiempo nos desfase.

Meditamos entre sueños
que nos colocan
donde queremos,
o eso pensamos,
y aceleramos el paso
con una pasión que alimentará
cuanto tuvo sentido.

Reflejamos los recurrentes deseos
con una voluntad querida
que nos deja ubicación
donde los sentimientos adquieren
sentido y realidad.

Ahora toca, desde el amor,
vivir el presente
con sus ecos y futuros.
Hay mucho que vivir.
¡Disfrutemos de nuestra humanidad!
Es lo único verdadero
que quedará como herencia
y testimonio de lo que fuimos

Juan T.

Somos verdad

Nos vemos con querencia.

...

Nos miramos más y más.

...

Hemos llamado cuando debíamos.

...

Nos provocamos.

...

Nos equilibramos.

...

Nos preñamos de sueños.

...

Generamos lo más hermoso.

...

Somos verdad.

Juan T.

Nos preparamos

Nos reunimos en un nuevo Norte.

...

Nos agotamos.

...

Resolvemos todo, mucho, más.

...

Nos expandimos.

...

Nos queremos mucho, del todo, con un sí.

...

Agradezco cuanto es.

...

Ya es.

...

Nos generamos amistad.

...

Nos preparamos.

Juan T.

En el mundo real

Estamos donde debemos.

...

Generemos momentos claves.

...

Todo está en su sitio. Gracias.

...

Nos lo pasamos bien.

...

La felicidad es compartida.

...

Nos soñamos en el mundo real.

Juan T.

Cuando debe

Me empeño.

...

Soy por todo, por ti fundamentalmente.

...

Genero un sí.

...

Nos apropiamos de los buenos destellos.

...

Generamos espacios reflejados.

...

Estemos listos.

...

Nos sugerimos buenas estancias.

...

Todo aparece cuando debe.

Juan T.

La felicidad, en el nuevo día

Sueña el día con nosotros. Solo debemos tomar conciencia de ello. Nos espera con sus ganas, con sus ventajas honestas, con el fluir de la solidaridad, con la bondad, con la entrega, con el cariño, con algún beso, con la suavidad de unas manos, con resortes positivos que nos ensalzarán y nos ubicarán en lo más alto, si así lo deseamos de corazón.

La actitud nos define cada día, que es capaz de mostrar lo óptimo y sus contrarios. Por eso es tan importante la fortaleza interior, el contar con amigos, que hay que nutrir cotidianamente, el saber dónde vamos, y el ser uno mismo.

Hay conceptos que nos debemos recordar cada jornada, y defenderlos como vitales que son. Sin ellos no somos nada, andamos vacíos, y lo que nos conviene es sustentarlos, mejorarlos y que nos transformen para mejor.

 Por eso este día es tan fundamental, y por eso nos sueña cuando nos ofrece las cartas que únicamente nosotros hemos de elegir. No consintamos que las dudas o el miedo nos roben esa elucubración que, si es buena, hemos de realizar.

 ¡Vamos ya por esas horas irrepetibles como la vida misma! Nos aguarda la felicidad.


Juan Tomás Frutos.

Demostremos

Vamos.

...

Somos.

...

Nos deseamos con cariño.

...

Entroncamos con las ansias de vivir.

...

Nos hemos de preferir con fines renovados.

...

El día nos regala vida.

...

Nos queremos mucho.

...

Demostremos lo que sentimos.

Juan T.

Saltamos

Nos sorprenden las emociones.

...

Nos damos reglas y caricias.

...

Nos sugiero. Me das.

...

Nos hemos puesto a plantearnos todo.

...

Nos agasajamos.

...

Nos hemos repuesto.

...

Nos implicamos en los deseos.

...

Saltamos.

Juan T.

Fluyen las cuestiones

Resolvemos los espacios.

...

Nos singularizamos.

...

Nos crecemos con reglas nuevas.

...

Tendremos que estar donde sea.

...

Nos abocamos al mejor plan.

...

Sentimos estar.

...

Nos demostramos estancias resueltas.

...

Te animaré.

...

Nos llamamos la atención mayor.

...

Nos inmiscuimos en el fondo.

...

Las cuestiones fluyen.

Juan T.

viernes, 16 de mayo de 2014

Todo lo daremos

Nos decimos.

...

Generemos.

...

Todo prosigue.

...

Nos acechamos.

...

Vayamos a sentir.

...

Nos iremos dando todo.

Juan T.

Nos amamos de verdad

Me alcanzas
con ese beso
que largamente esperaba,
y nos alegramos
ante el tiempo que ya llega.

Somos en ese afán
que nos destaca
cuanto fuimos,
puede que ya un poco más,
y nos solicitamos
una parte que es todo
para aceptar la realidad
en la que creemos.

Nos hemos deseado mucho,
y ahora nos reclamamos
una amistad que aparece
con un quehacer único.

Sepamos algunos porqués,
y digamos que lo posible será
porque nos amamos de verdad.

Juan T.

Nos convencerán de amar

Confluyen los mejores aspectos con los que neutralizamos los fines con los que seguimos hacia el mar mismo, que nos conmueve.

Hemos hablado de "apaños", de culturas, de anhelos con los que crecer en un espacio de caricias diáfanas. Nos contaremos un sí.

Nos elevaremos con unas preferencias que nos hallarán en la mejor forma. Digamos que podemos ser, y seamos en la noche que une tiempos.

Todo cuanto tuvo sentido volverá a aparecer con los objetivos básicos. Nos llamamos la atención en positivo. Nos haremos mucho caso.

Sepamos que el amor lo es todo. Nos gustamos con resortes transparentes que nos convencerán de amar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Vibra la vida

Vamos hacia el mar.

...

Nos aplicamos los remedios más claros.

...

Nos solicitamos anhelos esenciales.

...

Todo fluye con amor.

...

Nos tocamos.

...

Vibra la vida.

Juan T.

Como debe

Aplaudo tu ser.

...

Nos damos valentías.

...

Crecemos.

...

Nos aceptamos con mucho deseo.

...

Hablemos de amor.

...

Nos consentimos.

...

Todo continúa como debe.

Juan T.

Nos destacamos

Apareces.

...

Es. Un sí llega.

...

Nos sorprendemos con raíces profundas.

...

Hagamos caso.

...

Todo va siendo.

...

Nos destacamos.

Juan T.

En la noche misma

Te amo.

...

Sonreiré.

...

Te agradezco todo.

...

Soy hacia ti.

...

Nos generamos importancias.

...

Todo es en la noche misma.

Juan T.

Llega

Eres mi deseo.

...

Nos aupamos.

...

Nos esforzamos por estar.

...

Nos conjugamos.

...

Nos adiestramos.

...

Todo llega.

...

Nos mancomunamos.

Juan T.

jueves, 15 de mayo de 2014

En la noria del tiempo

Nos debemos al mejor universo.

...

Nos dejamos ir mañana.

...

Somos entre consejos plácidos.

...

Nos alimentamos un poco mejor con el mañana.

...

Nos animamos.

...

Hemos sido en la noria del tiempo.

Juan T.

Superar los reveses

Despertamos ante las emociones de quienes desgranan los momentos más estimulantes. Somos con criterios que nos distinguen.

Hemos de pasar esa etapa que será umbral en la batalla reconocida. Nos toparemos con los momentos más preclaros.

Las noches serán más lindas, únicas, queridas, con registros poderosos. Nos tocaremos con ese afán mayúsculo.

Todo nos mostrará la continuidad en un amor que nos lanzará al otro plano del deseo. Nos anhelamos del todo, con una vida contrastada.

Los pronósticos nos reservarán. Hemos detenido los tiempos que nos consienten con sumo derecho, superando los reveses.

Juan TOMÁS FRUTOS.

En ti, la vida

Sueño
con verte, con saborear
el aroma compartido
desde la emoción
que hermosea.

Nos subimos
a ese plan que alimenta
los granos del arroz suave
del cariño
con el que despertamos.

Nos planteamos
qué hacer
ante una señal de vida.
Eres todo, creo,
y más que seremos.

La vida se resume en ti.
Lo sabemos.

Juan T.

Avistamos el amor

Nos iremos con todo el amor posible.

...

Nos demostramos ser.

...

La vida sigue.

...

Nos quedamos con ese todo que es.

...

Nos avistamos. Nos queremos.

Juan T.

Señalamos todo

Nos venimos bien.

...

Todo es.

...

Las noches siguen.

...

Nos agasajamos.

...

Nos volcamos.

...

Nos ofrecemos.

...

Señalamos todo.

Juan T.

Enseñamos a amar

Nos venimos bien.

...

Todo es.

...

Las noches siguen.

...

Nos ofertamos.

...

Nos motorizamos.

...

Nos hemos enseñado a amar.

Juan T.

Nos apropiamos

Hablamos.

...

Nos comentamos.

...

Nos hacemos caso.

...

Iremos con deseos renovados.

...

Tengamos todo en su sitio.

...

Nos apropiamos.

Juan T.

Nos apropiamos

Hablamos.

...

Nos comentamos.

...

Nos hacemos caso.

...

Iremos con deseos renovados.

...

Tengamos todo en su sitio.

...

Nos apropiamos.

Juan T.

Generemos deseos

Nos deseamos.

...

Nos recreamos en el deseo.

...

Nos volcamos el uno en el otro.

...

Resolvemos los anhelos.

...

Nos tocaremos con todo y más.

...

No hemos sido.

...

Generemos deseos.

Juan T.

Ser y amar

Son.

...

Nos acometemos con refuerzos.

...

Nos fortalecemos.

...

Nos comprometemos con amor.

...

Nos fundimos.

...

Nos traemos.

...

Nos hacemos más jóvenes.

...

Amar es ser.

Juan T.

El querer de la existencia

Sonríes. Es el día.

...

Generas amor.

...

Tocamos donde debemos.

...

Nos sorprendemos.

...

Todo va bien.

...

Nos agotamos.

...

La existencia nos muestra su querer.

Juan T.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Nos debemos al todo

Nos imaginamos deseos que se van cumpliendo. Llevamos la vida por la mejor senda. Somos entre fines renovados.

Nos impresionamos con reglas de sensaciones diáfanas. Nos importamos con sensaciones de gratitud, de grandiosidad, de amor.

Nos recogeremos donde sea menester con hábitos que nos dispongan con criterios callados. Seremos únicos por estar juntos.

Juremos cariños que nos hagan vivir la eternidad. Las preferencias nos han de colocar donde  la dirección es la más adecuada.

Nos detendremos donde sea menester con hábitos de unidad. Nos daremos lo esencial. Nos debemos al todo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Aglutinamos experiencias

Respondo de lo que soy.

...

Nos ofrecemos con raíces profundas.

...

Nos ultimamos con reglas de oro.

...

Nos ahogamos entre sensaciones de amor.

...

Tendremos que ir.

...

Nos pediremos estancias normalizadas.

...

Aglutinamos experiencias.

Juan T.

Seremos juntos

Disfrutamos el día
en lo que vale
y en todo cuanto es,
desde la emoción más sincera,
procurando avances
que nos regalan
las ventajas del amor.

Todo cuanto sigue
nos oferta situaciones
cargadas de caricias suaves
que nos distinguen.

Nos brindamos tanto deseo
que conformamos los entusiasmos
más hermosos y floridos
desde los planteamientos
que cumplen
con serenas intenciones.
Nos llega todo.

Son y seremos juntos.

Juan T.

Ilusión devuelta

Respondamos.

...

Todo va siendo.

...

Nos motivaremos.

...

Hemos asumido que podrá ser.

...

Destaquemos qué es.

...

La existencia es pura plenitud.

...

Nos devolvemos la ilusión.

Juan T.

Mucho te quiero

Pido vida.

...

Nos regalamos expresiones de paz.

...

Nos alabamos con alcances de amor.

...

Nos hemos aderezado con existencias plenas.

...

Nos consideramos en la amistad.

...

Nos anochece con distingos. Te quiero mucho.

Juan T.

Amo con conclusiones

Te tengo, y te soy.

...

Nos vamos a implicar en el afán mayor.

...

Te estimo. Atiendo lo que soy.

...

Nos recreamos en el quehacer.

...

Te expreso mi vida.

...

Amo con conclusiones.

Juan T.

Razonamos

Razono.

...

Genero qué hacer.

...

Nos asombramos.

...

Pedimos que sí.

...

Nos asomamos al exterior.

...

Incrementamos la vida.

...

Nos dedicamos a apostar por la existencia humana.

...

Nos razonamos.

Juan T.

Los avisos son ingentes

Nos vemos.

...

Generamos espacios nuevos.

...

Vamos a ser.

...

Nos hacemos felices.

...

Te creo.

...

Hace frío, pero nos reconfortamos.

...

Nos iremos viendo.

...

La existencia es.

...

Te creo.

...

Los avisos son ingentes.

Juan T.

En su momento

Rodeo.

...

Llego.

...

Nos pedimos mucho.

...

Damos todo.

...

Nos recreamos.

...

Saltamos de alegría.

...

Todo aparece en su momento.

Juan T.

martes, 13 de mayo de 2014

Nos liberaremos

Apareces en sueños, y me sirves de referencia. Hemos tenido la suerte de dar con las ventajas de un modelo amoroso que compartimos. Elucubramos.

Cerremos los elementos que consideramos esenciales y vayamos donde proceda. La existencia es movernos entre márgenes.

Hemos de salpicarnos de pensamientos en clave. No caractericemos todo lo que fue. Nos anochece, pero no importa. Hay mucho que compartir.

Lo que fue continúa por unas sendas de hermosas facciones. Nos hemos de sugerir estancias renovadas. Pongamos la cautela en su justa medida.

Nos hemos de implicar en cuanto hacemos con un arreglo medio floral. No quedemos fuera del sistema. Nos liberaremos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nada más importante

Nos fundimos
en ese anhelo constante
que fragua
desde la amistad,
y nos hacemos unidad
en el pasado, en el presente
y con ansias futuras.

Nos ponemos a cabalgar
por los sueños que alimentaron
la esperanza en la que creímos
en dos momentos sugerentes.

Nos destacamos lo mucho,
lo poco, lo ideal,
cuanto fue, lo que queda,
y nos predecimos
con unas ventajas suaves
que saben y recuerdan
cuanto disfrutamos
antes de tiempo, siempre.

Nos mezclamos en un abrazo
con besos flamantes
que indican que el camino a casa
lleva tu nombre
con luces que apartan
los momentos aciagos.

Nos complementamos en la fe
de la inocencia,
sabiendo que no hay nada
más importante, nada,
que el estar juntos tú y yo.

Juan TOMÁS.

Crecemos

Nos regalamos todo.

...

Eres.

...

Nos pensamos con gracia.

...

Señalemos.

...

Nos abocamos a la vida.

...

Nos salpicamos de buenas intenciones.

...

Te creo del todo.

...

Nos sumamos a la existencia plena.

...

Crecemos.

Juan T.

Nos reclamamos todo

Aligeramos.

...

Nos versionamos.

...

Nos damos las utopías mayores.

...

Todo está donde debe.

...

Ya veremos de nuevo.

...

Nos salpicamos de belleza.

...

No todo es, pero es.

...

Nos hemos definido.

...

Nos reclamamos todo.

Juan T.

Procesos claros

Avancemos con y sin pronósticos.

...

Nos damos señales generosas.

...

Nos planteamos qué hacer.

...

Nos suponemos.

...

No puede ser.

...

Sí es.

...

Nos hemos auspiciado.

...

Nos dedicamos a lo que debemos.

...

Nos ultimamos con procesos claros.

Juan T.